Agotamiento Psicológico: Soluciones Prácticas para Evitarlo

Generalmente, las últimas semanas previas a las vacaciones de verano se hacen interminables, se vuelven una cuesta de esfuerzo ilimitado. Cada día parece eterno ante la perspectiva dulce de una jornada de relax. El agotamiento psicológico es fruto de la acumulación de tantas gestiones realizadas a lo largo del año. ¿Cómo evitar este agotamiento?

Agotamiento Psicológico: Soluciones Prácticas para Evitarlo

Medidas para relajarte

  • 1. Ajusta tus ritmos en verano, aplaza algunas metas personales hasta el próximo mes de septiembre momento que como inicio de un nuevo ciclo es especialmente propicio para desarrollar nuevas oportunidades.
  • 2. Los días de verano son largos. Disfrutar de las noches con temperaturas agradables para dar paseos, sentarte en un banco y observar las estrellas, charlar con amigos y familiares en un contexto que en muchas ciudades marca un claro contraste con la rutina invernal.
  • 3. Durante el fin de semana, descansa y duerme hasta tarde. Apaga el despertador y siente la libertad de levantarte cuando te apetece. Dormir no solo es una necesidad, también es un placer.
  • 4. Ir a la piscina es uno de los planes estrella del verano pero no es el único. Invierte tu tiempo en actividades que realmente te gusten y te inspiren felicidad. Durante las semanas previas a tus vacaciones debes concentrar tu atención en terminar todos los proyectos que tienes pendientes y cerrar todas las gestiones para no marcharte de viaje con la presión de haber dejado las cosas a medias.
  • 5. Esta es la época del año ideal para caminar descalzo por casa, utiliza ropa ligera que se adapte a ti como una segunda piel y potenciar el bienestar a través de moda y calzado.
  • 6. Fomenta el hábito de la lectura durante el verano para sentirte vivo si durante el resto del año apenas has leído ningún libro. Por el contrario, si durante el año eres un lector asiduo, tómate unas semanas de descanso. Desconecta tu mente del universo literario. Busca otros planes alternativos.
  • 7. El ejercicio físico es especialmente saludable para combatir el malestar psicológico a través de emociones agradables. Existen actividades típicamente estivales, por ejemplo, el surf. Otra de las disciplinas fantásticas para compartir en familia es el trekking.
  • 8. Si vas a programar unas breves vacaciones, valora la posibilidad de elegir un destino de playa ya que los paseos por la orilla del mar son una terapia de salud. También puedes organizar un viaje al pueblo donde la ausencia de los atascos de tráfico y el trato cercano entre los vecinos, te aportará calma y serenidad.

Cuídate y piensa en ti

Existe un motivo importante por el que debes tomarte las vacaciones muy en serio: debes cuidarte y pensar en ti. Descansar, desconectar y reponer fuerzas. Placeres estivales típicos de este tiempo, por ejemplo, las sesiones de cine al aire libre, las fiestas de los pueblos o el servicio de bibliopiscina son una fuente de inspiración que año tras año convierten la vida en un pequeño paraíso terrenal. Disfruta de las fotografías de tu álbum familiar que te conectan con recuerdos de tu vida. Recuerda que la vida es bella si tú pones de tu parte para construir belleza.

 

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.