Beneficios Emocionales de Caminar

Beneficios Emocionales de Caminar

Existen hábitos positivos que tienen un valor atemporal durante todo el año: caminar es un ejercicio de salud muy valioso. Al cuidar la salud emocional conviene no observar la mente como un elemento independiente del propio cuerpo ya que existe una interacción constante entre el plano físico y el ámbito emocional. ¿Cuáles son los beneficios saludables de caminar?

Ventajas de salud de un buen paseo

  • Poner freno al sedentarismo físico ayuda a reforzar la vitalidad emocional ya que la pereza lejos de aumentar descanso reporta un agotamiento físico y mental en medio del sabor amargo de la rutina. Dar un paseo ayuda a recargar las pilas, siendo este paseo una forma de canalizar la energía negativa que surge como consecuencia de la frustración, las decepciones y el desánimo.
  • El exceso de ocupaciones tan propio de la sociedad actual no debe de ser incompatible con el espacio para uno mismo. Un buen paseo se convierte en una forma de evasión para conectar con uno mismo, encontrando calma para la reflexión y el silencio. A través del ejercicio de caminar también es posible poner las ideas en orden.
  • Caminar es una terapia de salud que se convierte en un antídoto antiestrés. Un antídoto que además al ser un remedio natural no tiene ningún tipo de efecto secundario adverso. Caminar no solo es un ejercicio recomendado para prevenir el estrés o reducirlo sino que también ayuda a controlar los niveles de ansiedad.
  • Pasear en un entorno natural aumenta el bienestar propio que producen los planes al aire libre. La energía de respirar aire puro también incrementa el sentimiento de plenitud existencial al tomar conciencia del valor del aquí y del ahora. Durante el ejercicio de caminar, las personas son más conscientes de su presente. Este sentimiento de plenitud aumenta cuando se cuida de un modo especial el lugar elegido para disfrutar de ese paseo tranquilo.  Los parques naturales y las zonas verdes son especialmente saludables.
  • Acudir al trabajo caminando también permite aumentar la concentración laboral, incrementa el nivel de satisfacción con la rutina profesional y eleva el estado de ánimo. Por tanto, caminar también alimenta la autoestima personal.

Potencia los lazos afectivos

Loa paseos pueden disfrutarse en solitario pero también pueden apreciarse en la agradable compañía de amigos, pareja o familia. En ese caso, el paseo se convierte en un refuerzo emocional importante para alimentar los lazos afectivos a través de planes compartidos que ayudan a crear una experiencia emocional agradable de recuerdos compartidos en común.

A través de un paseo disfrutado en soledad o en compañía se reduce el sentimiento de soledad interior y aumenta el pensameinto positivo sobre la propia vida. Lo más importante para potenciar el hábito de los paseos es establecer un horario habitual.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.