Cómo Curar la Soledad en la Sociedad Actual

La soledad duele, y sin embargo, este es uno de los grandes males de nuestro tiempo. El distanciamiento con el otro. El tener un montón de opciones de contacto con los amigos y, sin embargo, que la calidad de la comunicación sea precaria en muchos casos. La soledad de nuestro tiempo no es consecuencia de la tecnología, de hecho, la tecnología abre muchas puertas a nuestro corazón. Es consecuencia de la actitud que tenemos ante los demás y de la autosuficiencia mal entendida que asumimos.

Cómo Curar la Soledad en la Sociedad Actual

Tabla de Contenidos

Claves para curar la soledad

  • 1. Participa como voluntario en una entidad. Existen muchas organizaciones que realizan una buena labor social. Y tú puedes sumarte a la esperanza de colaborar en una causa noble. Cuando nos sentimos útiles y valiosos, no nos sentimos solos.
  • 2. Acude a la biblioteca para hacer algunas de las tareas que realizas habitualmente en casa. Por ejemplo, leer una revista. Muchas bibliotecas organizan una larga lista de actividades culturales y son un entorno para el encuentro interpersonal con el otro.
  • 3. Convierte tu casa en un lugar para el encuentro. Invitar a un amigo para merendar es una rutina sencilla que te aporta un bien a ti como anfitrión y a tu amigo que se siente acogido. El hogar es un buen marco para mantener conversaciones profundas.
  • 4. Intenta relacionarte con tus vecinos, mantener una convivencia cordial, saludar de forma personal.
  • 5. Sal a caminar, busca el encuentro con la naturaleza. Asiste a conferencias y actividades culturales. Intenta enriquecer tu tiempo de ocio.
  • 6. Es cierto que hoy día puedes enviar muchos mensajes de whatsapp. Pero eso no significa que ya no puedas hablar por teléfono con las personas que quieres. Cuando estás lejos, escuchar la voz de alguien que quieres es como un regalo de inteligencia emocional.

Rumbos, una reflexión de la soledad

Ayer fui al cine a ver la película Rumbos, en cuyo reparto destaca Pilar López de Ayala. Esta película que encuentra en el marco de la noche el mejor contexto para dar voz a distintas tramas personales marcadas por la soledad, muestra precisamente ese sufrimiento propio de la gran ciudad. En donde vive mucha gente pero también hay mucho aislamiento. Sin embargo, la tendencia de las grandes ciudades también va calando en pueblos más pequeños.

El verano es en muchos casos esa época del año en la que la soledad duele más profundamente tanto a aquellas personas que no tienen con quién irse de vacaciones o también, a aquellas personas que están acompañadas pero desean estar solas porque no se sienten bien con su pareja.

Y más allá de cualquier receta, es conveniente recordar que la soledad forma parte de nuestra propia esencia. Es decir, no podemos escapar de ella completamente. Siempre habrá momentos en los que este sentimiento que puede venir acompañado por el miedo al desamparo, aflore con fuerza.

Y tenemos que desarrollar recursos propios para el entretenimiento a través de la lectura, la iniciativa en la toma de decisiones y la lucha por los objetivos personales que son inherentes a tu propia historia.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.