¿Cómo encontrar un remedio para un problema?

¿Cómo encontrar un remedio para un problema?Todo tiene remedio menos la muerte, la sabiduría popular nos ayuda con mucha frecuencia a recuperar la perspectiva adecauda respecto de un problema que tiene solución, es decir, debes focalizar tu energía en encontrar ese remedo que te permita liberarte de esa preocupación.

Todo tiene remedio y, sin embargo, con frecuencia nos enredamos en historias mentales que nos alejan de lo verdaderamente importante. ¿Cómo encontrar un remedio para un problema? ¿Cómo abrir tu corazón a la felicidad a pesar de los problemas?

Consejos para encontrar un remedio

1. En primer lugar, puedes elaborar una tormenta de ideas con posibles soluciones ante ese conflicto. No censures ninguna de esas ideas en un primer momento, anótalas en un papel. Ya tendrás tiempo después para elegir el remedio que más te interesa de acuerdo a tu situación presente, tu forma de ver las cosas y tu orden de prioridades.

2. En ocasiones, no somos capaces de abarcar la solución a un problema por nosotros mismos sino que necesitamos de la ayuda de otras personas que nos permitan poner las cosas en su contexto. En ese caso, habla sobre el tema con tus amigos de confianza.

3. Después de un intento, puedes encontrar otro. Si has hecho un intento de encontrar un remedio ante un problema y ese remedio no te ha dado solución, entonces, puedes buscar un plan B. A veces, nos cerramos ante una idea fija cuando en realidad, podemos buscar alternativas. Es verdad que produce cansancio, pero todavía produce más cansancio quedar en la pasividad de la autocompasión.

4. Valora las consecuencias de cada opción, teniendo también presente que no todas las consecuencias son previsibles porque la realidad es inabarcable. Por tanto, actúa y ten confianza en que sabrás resolver las cosas conforme se presenten porque tu corazón tiene una infinita sabiduría y capacidad de adaptación para encontrar soluciones a cada paso. De hecho, cada día encontramos soluciones de forma constante ante conflictos cotidianos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.