Cómo Poner Freno a una Obsesión

Cómo Poner Freno a una Obsesión

Cuando una persona se siente obsesionada por un tema en concreto, siente que su mente no puede dejar de dar vueltas y vueltas en torno a ese asunto que condiciona su vida presente. Es decir, la obsesión se convierte en el centro vital y la persona no se siente dueña de controlarla sino esclava. Por esta razón, se trata de hacer un giro en este mapa del mundo para lograr desplazar este centro de atención.

Sin embargo, por fuertes que sean los pensamientos asociados a una obsesión, es positivo incrementar la inteligencia emocional para ponerle freno. Existen distintos tipos de obsesiones: por ejemplo, sufrir una manía enfermiza por el orden en el hogar, obsesiones vinculadas con la salud o con el temor a que a un familiar pueda ocurrirle una desgracia, estar obsesionado sentimentalmente, obsesión por lavarse las manos constantemente… Las obsesiones pueden ir acompañadas por tis compulsivos.

Cómo ser más libre frente a una obsesión

  • 1. Una persona que sufre una obsesión puede llegar a identificarse con estas ideas obsesivas. Lograr que estas ideas se reducan a cero de forma automática puede ser muy difícil. Sin embargo, un primer paso muy importante es conseguir diferenciar entre el pensamiento y la realidad, es decir, intentar no escuchar estas ideas y hacer oídos sordos.
  • 2. La escritura también puede ser una técnica para exteriorizar los pensamientos y vaciar la mente.
  • 3. Es muy importante que seas comprensivo contigo mismo y que no te culpes por sentirte de este modo. La culpa puede hacer que la obsesión sea todavía más intensa y dolorosa.
  • 4. Encontrar ocupaciones habituales puede ser un antídoto para intentar tener distracciones. Puede que no consigas olvidarte completamente de aquello que te obsesiona pero lo más probable es que se reduzca la intensidad de los pensamientos.
  • 5. Compartir los pensamientos obsesivos con amigos y familiares de confianza sin temor a ser juzgado. Hablar sobre ello es una forma de desahogo muy importante. Las personas suelen mostrar empatía ante este tipo de ideas puesto que muchas personas han sufrido ideas irracionales en algún momento de su vida. Compartir este tipo de ideas también puede ayudar a observarlas con mayor distancia y sentido del humor. Las personas tienden a personalizar este tipo de ideas pero a través de la comunicación es posible incrementar la empatía con uno mismo.
  • 6. Realizar una terapia psicológica para superar una idea obsesiva también puede ser una decisión de ayuda.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.