Cómo reducir el estrés

El estrés puede producirte tanto problemas de salud, como conflictos personales y en algún momento durante tu vida, es muy probable que te hayas sentido tan estresado, ya sea por el trabajo o por problemas personales que no has sabido cómo gestionar tal tensión.

Cómo reducir el estrés

El estado de ansiedad y nerviosismo constante se genera dentro de cada uno de nosotros, debido a la rutina laboral, familiar o en los estudios, y además, como consecuencia de las demandas u obligaciones adicionales y los problemas personales que se presentan en nuestra vida cotidiana.

 Los especialistas en materia de salud aseguran que no es bueno tener una gran cantidad elevada de estrés, ya que esto puede generar un efecto bastante negativo en todo el organismo, ocasionando graves problemas de salud.

 La diferencia entre dejarnos llevar por una vida acelerada y llena de estrés a una más pausada se puede reflejar incluso en tu apariencia física. El estrés puede hacerte lucir hasta cinco años más que tu edad biológica, por ello es importante aprender a reducir el estrés, ya que incluso puede ayudarte a prolongar tu vida.

Haz ejercicio diariamente

No tienes que convertirte en un deportista profesional de ahora en adelante, tan sólo el hecho de salir a caminar por las tardes, bailar en casa o inscribirte en un programa de entrenamiento, te beneficiará en la reducción del estrés.

El ejercicio físico te ayuda a mejorar tu apariencia física, tu estado de salud y además estimula tu mente, dejándote al final del entrenamiento completamente relajado y libre de estrés. El Yoga es una actividad bastante recomendada gracias a la técnica de la respiración controlada, la concentración mental y la meditación.

Descansa lo suficiente

Está comprobado científicamente que la falta de sueño puede hacerte sentir como si tuvieses unas copas de más. Por ello, dormir las horas necesarias durante la noche, de acuerdo a tu edad y tipo de trabajo, es un componente vital para lograr un estilo de vida saludable.

La falta de sueño disminuye increíblemente el rendimiento mental, lo cual repercute en la pérdida de concentración durante el trabajo y una mala memoria.

Exprésate y escribe

Muchas veces la causa del estrés está sólo en nuestra mente, debido a que nos torturamos día y noche por cosas que debimos hacer o decir. De manera que de ahora en adelante debes ser más coherente con lo que sientes, para poder decirle adiós a esas noches de desvelo en donde te creas una película mental completa sobre lo que estuvo mal durante el día.

Si sientes que debes decir algo en un momento determinado, hazlo. No te reprimas si crees que es lo correcto, sobre todo si alguien está siendo injusto contigo. No se trata de gritar o insultar, sólo de exponer tu punto de vista.

Si por el contrario, lo de expresarte verbalmente no es lo tuyo, puedes plasmar en un diario tus propios pensamientos y sentimientos, esta es una gran manera de manejar tu estrés.

Escucha música, haz lo que te apasiona

Oír toda la discografía de tu artista favorito, música suave o esos sonidos relajantes como de lluvia, olas o ruidos naturales de la selva tropical, pueden ser un gran alivio para la tensión del día.

Se aplica lo mismo con tus hobbies, los cuales te distraen, y te mantienen contento ya que estás haciendo algo que realmente te apasiona.

Muchas veces, dejamos de hacer lo que realmente nos gusta por el trabajo, estudios o la familia, pero en medio del caos y las ocupaciones siempre podemos encontrar un tiempo para nosotros mismos donde podemos realizar aquello que nos hace esbozar gran una sonrisa.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.