Cómo relacionarse cuando se es nuevo en un grupo

integrarse a un grupo
Integrarse a un grupo puede llegar a ser una de las cosas más agradables que exista, más cuando todas esas personas que lo conforman al igual que tu están ahí por primera vez, el problema surge cuando ya se ha conformado y tu haz llegado después a tratar de acoplarte a el.

Esto pasa principalmente en la escuela o en el trabajo en donde ya se han establecido algunos estilos de convivencia y métodos en los cuales trabajan. Es natural que no puedes llegar a intentar cambiar todo de un momento a otro, automáticamente el grupo no te vería con buenos ojos y ganarías cierto rechazo que provocaría un poco de tensión y que tu integración se más complicada.

Por otro lado también hay personas que son tímidas y que les cuesta un poco intentar dar ese primer paso que les ayude a dar inicio con su integración al grupo. Algunas veces hay compañeros que se acercan al nuevo integrante y le apoyan en lo que sea necesario, pero otras veces esa persona no existe.

Si te acabas de integrar a un grupo y que quieres empezar a encajar, no te desanimes, hay formas de lograrlo pero siempre y cuando pongas algo de tu parte para hacerlo posible, aquí te decimos como.

Preséntate ante el grupo. Si nadie hasta el momento ha preguntado tu nombre ni se ha acercado a ti no pasa nada, tu mismo puedes hacerlo; muestra optimismo y di a las personas quien eres y puedes agregar algún saludo.

Demuestra que quieres aprender. Ser nuevo muchos veces implica que haber llegado después de que se dieron a conocer algunos conceptos o formas de trabajar; en casos como este lo que debes hacer es mostrar apertura para aprender todo aquello que en su momento se te pasó, el grupo se llevará una buena impresión y verán que eres alguien con ganas de hacer las cosas bien a pesar de desconocer algunos temas.

Intégrate a las actividades. Tanto en la escuela como en el trabajo es muy común que se lleven a cabo actividades que requieren ser elaboradas por un determinado grupo de trabajo. Tal vez las personas que lo integran ya tienen una forma de sacar adelante las tareas, en esos casos debes mostrar disposición para colaborar, además eso te ayudará a mostrar tu capacidad y tus ganas por hacer las cosas bien.

Convive fuera del trabajo o la escuela. Más allá del trabajo o la escuela los vínculos entre los integrantes de un grupo es en donde se fortalecen todavía más, y es que cuando las personas llevan a cabo actividades de ocio o recreación, es donde puedes conocer más a fondo a alguien. Al final todo esto se traducirá en un mejor ambiente de trabajo y te sentirás más integrado todavía.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.