Cómo Superar el Miedo a Conducir

Este miedo solo lo entienden aquellas personas que lo sufren y experimentan una auténtica tensión física y un bloqueo mental cuando tienen que ponerse al volante y se sienten ante la incertidumbre de lo desconocido. Imaginan situaciones que pueden producirse de una forma imprevista y ante las que se posicionan como víctimas. Es decir, son conductores que tienen inseguridad y ansiedad al volante, creen que no controlan. Por tanto, experimentan angustia. El miedo a conducir puede estar producido por distintos motivos.

Cómo Superar el Miedo a Conducir

Una de las causas más habituales es haber tenido una mala experiencia previa. También, haber asistido a clases de conducir para aprobar el carnet como una rutina necesaria para el currículum, pero con un bajo convencimiento de tener un deseo real de querer conducir. Generalmente, el principal impulso para superar este tipo de temor es tener una obligación real de tener que coger el coche por motivos de trabajo. En caso contrario, el conductor evita conducir. Busca cualquier excusa para no hacerlo porque siente que no le compensa ese sufrimiento.

Cómo superar el miedo a conducir

  • 1. En primer lugar, es recomendable que te marques pequeñas metas. Por ejemplo, puede que no te sientas seguro viajando a cien kilómetros de distancia pero puedes empezar a conducir en las calles de tu pueblo.
  • 2. Habla con un familiar o un amigo para que te acompañe a conducir algunos días al mes. Te sentirás más seguro para organizar alguna excursión a un destino cercano.
  • 3. Intenta reflexionar sobre qué pensamientos te dices a ti mismo que te producen temor.
  • 4. Asiste a clases prácticas ya que actualmente, se imparten talleres especializados para superar el miedo al volante.
  • 5. Visualízate a ti mismo afrontando tus miedos desde la calma y la tranquilidad que anhelas en tu mente.
  • 6. Busca horas de menor tráfico para conducir por carretera. Evita esos atascos habituales de los fines de semana.
  • 7. Elige música alegre y vital para conducir. Música con ritmo que te hace sentir bien.
  • 8. Encuentra un coche que se ajuste a tus expectativas. Por ejemplo, si te da miedo conducir es probable que te guste más un coche pequeño que uno grande. Te resultará más sencillo encontrar espacio para aparcar.

El miedo a conducir se puede superar pero hay que tener paciencia e intentar relativizar el temor para no convertirlo en un fantasma. Si definitivamente decides no conducir, no te culpes por ello. Pero asume que esto puede tener unas consecuencias.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.