Cómo Vivir la Navidad sin Consumismo

Cada año se repite la misma historia en muchos hogares. Un exceso de consumo en el mes de diciembre, se traduce en frustraciones personales en el mes de enero puesto que el factor económico influye de forma directa en la calidad de vida personal. Aprende de Navidades previas, recuerda que los excesos, tienen su parte amarga. Y además, puedes vivir unas navidades muy felices moderando el gasto.

Cómo Vivir la Navidad sin Consumismo

Consejos para una Navidad sin derroches

De hecho, durante las cenas de Nochebuena y Nochevieja en muchas ocasiones, se pone un menú excesivo que genera sobras de comida para una semana. Lo importante de la Navidad es estar en familia y también claro está, disfrutar de un buen menú. Pero eso no tiene nada que ver con el factor precio sino con el hecho de apostar por recetas de siempre que conectan con la tradición de cada familia.

No es incompatible hacer regalos a la familia con el hecho de reducir el consumo. De hecho, puedes priorizar la compra de regalos útiles, prácticos y sencillos. Regalos que de verdad sabes que van a gustar a quien los recibe o que los va a utilizar. Y en muchos casos, esta certeza pasa por preguntar directamente a los seres queridos qué opciones prefieren.

Si celebras la fiesta del Amigo Invisible también puedes proponer al grupo acotar el precio del regalo a una cantidad que se ajuste al presupuesto de todos. Es recomendable ser claro con el tema del presupuesto desde un primer momento.

Además, durante estas fiestas, también puedes seguir los consejos de Marie Kondo, autora del libro “La magia del orden” para poner en orden tu casa. Y así, saber qué es lo que tienes ya que en muchos casos, el consumismo parte del desorden. Marie Kondo recomienda que te pongas con la tarea intensiva de hacer limpieza en casa. Haz limpieza cuando no haya nadie cerca ya que algunos familiares, te condicionarán por la vía afectiva para que no te deshagas de determinado objeto. ¿Y qué criterio utiliza Marie Kondo para saber qué es lo que de verdad debemos guardar? Guarda aquello que te haga feliz.

Reflexiona de verdad sobre qué te hace feliz en Navidad: ¿Qué es lo que de verdad recuerdas de este tiempo? Lo más probable es que aquello que ha perdurado en ti sea el recuerdo de personas que incluso puede que ya no estén pero te acompañaron en las navidades de tu infancia. Sé crítico respecto del sistema del que formas parte como consumidor pero no te conviertas en un objeto pasivo de marketing, Tú eres libre de decidir si quieres o no quieres cargarte con una lista interminable de compras en Navidad. Compras que en muchos casos no son necesarias sino que parten de un convencionalismo social que puedes superar.

Fomenta el consumo de experiencias personales durante estas fiestas. Actividades navideñas, cine en familia, sesiones de fotos, pista de patinaje sobre hielo, un viaje a un destino de nieve… Las experiencias calan más en el corazón y en la mente.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies