Consejos para No Sentirte Culpable por Todo

La culpa es un sentimiento positivo cuando se produce en el contexto justo. Sin embargo, puede llegar a ser un sentimiento enfermizo cuando se sufre de forma obsesiva. Sentirte culpable por todo es arrastrar un peso irracional en forma de pena y amargura. Y en cambio, hay personas que han adoptado el rol de pedir disculpas incluso por aquello de lo que no tienen la culpa. Tampoco estás obligado a pedir disculpas constantemente por tus errores, especialmente, si no han sido interncionados. Porque además, quien sufre el principal efecto de dichos errores eres tú mismo.

Consejos para No Sentirte Culpable por Todo

Consejos para no sentirte culpable por todo

  • 1. No te compares con otras personas, no te coloques en inferioridad de condiciones. Tú eres una persona con recursos y fortalezas para vivir y ser feliz en presente. Tienes el poder de sobreponerte a la adversidad y superar los conflictos propios del vivir. Vivir es aprender. Y no todo el aprendizaje pasa por sentir culpa.
  • 2. Tienes derecho a enfadarte. Todo ser humano lo hace. Algunas personas confunden el hecho de ser asertivas con no poder expresar frustraciones. Sin duda, sería insano vivir una vida en la que no existe la libertad de mostrar un enfado o una decepción.
  • 3. Tú no tienes la responsabilidad de todo lo que ocurre a tu alrededor. Si generalmente vives con este peso, empieza a relajarte desde este mismo instante y pon el foco en aquello que realmente depende de ti.
  • 4. ¿De dónde crees que viene esta tendencia tan tuya de considerarte culpable por todo? Es conveniente que intentes identificar la causa para conocer las posibles razones detrás de este gesto para comenzar a adoptar una actitud que te ayude a ser más libre a partir de ahora.
  • 5. ¿Qué dirías a un amigo que estuviese en tu situación? ¿Qué puedes hacer para cambiar tu actitud? No importa tanto la realidad en sí misma como las conclusiones que tú extraes. Intenta relativizar esas situaciones que tiendes a dramatizar. ¡Seguro que no se hunde el mundo por eso que ahora tanto te preocupa! Vive el presente con la libertad de saber que ahora mismo puedes cambiar tu vida si tomas las riendas de todo. No existe nada más inútil que vivir con la preocupación constante porque en realidad, no por poner más atención a algo se va a solucionar antes. En realidad, la preocupación no pone el foco en algo de forma constructiva sino que es una especie de nebulosa envolvente que te roba toda la creatividad.
  • 6. Si te sientes culpable, pide perdón. Y si después de pedir perdón de corazón por algún posible error, sigues con el lastre de la culpa, entonces, recuerda que lo más importante es que tú te perdones a ti mismo.

La culpa forma parte de la vida. Intenta quedarte con el lado positivo de este sentimiento pero no lo hagas crónico en tu mente. No hagas de este malestar un lastre de sufrimiento y amargura que te impide avanzar porque en realidad, detrás de la culpa puedes extraer interesantes lecciones de aprendizaje.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies