Consejos para una Persona que Sufre Depresión

Si estás sufriendo depresión, es muy posible que haya cosas que quieres conseguir y que, sin embargo, no hayas logrado. Es muy frecuente vivir en la lucha constante de querer y poder. Sin embargo, valora simplemente el hecho de haberlo intentado, aunque sea solo en el pensamiento. Valora tu propósito, más allá de los resultados. No te machaques porque aunque tal vez no puedas, en el futuro, sí podrás.

Consejos para una Persona que Sufre Depresión

Consejos para superar la depresión

Tampoco te culpes por creer que boicoteas los planes de amigos o familiares. Tú eres una parte importante de sus vidas. La amistad supone la aceptación incondicional del otro, no solo en los buenos momentos, sino también, cuando algo no va bien y todo se tuerce. Los amigos que realmente lo son querrán acompañarte en esta etapa y darte seguridad aunque solo sea con sus silencios. El consejo que te doy es que a aquel amigo que realmente te alivia con su compañía, le des pistas de cómo puede apoyarte.

Una persona que sufre depresión busca la seguridad de los hábitos y las rutinas. Sin duda, es mejor salir a pasear todos los días aunque tengas que recorrer cada día la misma ruta que quedarte en casa por el miedo a sentirte desbordado ante cualquier imprevisto. Esas rutinas, aunque en algún momento puedan parecer un poco obsesivas, te dan seguridad.

A una persona que sufre depresión no le gusta que le pregunten en exceso sobre su estado de ánimo porque se siente incomprendida o incluso, porque tampoco sabe muy bien cómo explicar cómo se siente. Sin embargo, intenta no buscar tanta lógica a tus sentimientos. Eres libre de estar y sentirte de este modo.

Expresa con libertad qué sientes. Libertad a través de las palabras. Para ello puedes servirte de la rutina de escribir un diario. En ocasiones, en la vida, podemos caer en una especie de bucle en el que la inercia de la corriente negativa nos arrastra cuando se producen sucesos que en forma de secuencia nos sumen en la tristeza de una vida que requiere un cambio. A veces, la depresión puede ser un síntoma de que aquello que has estado haciendo hasta ahora ya no te sirve y necesitas hacer algo diferente para obtener algún resultado distinto. Los cambios más sencillos pueden ser aquellos que representen la puerta de entrada hacia un nuevo camino. Por tanto, rebaja tus expectativas.

Una persona que sufre depresión tiene el deseo de seguir durmiendo por la mañana. Para superar este malestar intenta dejar la persiana con rendijas de luz para que la habitación se vaya llenando del color del sol de un modo natural. Respira, siente solo el color de ese momento. No te adelantes al futuro porque desde esta perspectiva es muy posible que también visualices el mañana de color gris negativo. Escuchar música suave a primera hora también es una terapia de emociones agradables o, por lo menos, la música puede aportar un consuelo, un alivio.

La depresión duele, produce un bloqueo, pero se supera. Pide ayuda psicológica porque este es el paso más importante. Habla con tu médico de cabecera para que te oriente en la elección de un profesional.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.