Dependencia emocional

Aunque no hayas escuchado habla de ella, la dependencia emocional es algo que muchas personas sufren cada día, normalmente porque en su niñez tuvieron problemas para recibir el cariño de sus padres o de figuras  que debían darle cariño y no lo hicieron. La persona que crece con una dependencia emocional, va buscando en todas sus parejas, una personas que supla todo el vacío que durante años en su niñez por falta de cariño se le fue generando. Con el tiempo, la persona que sufre dependencia emocional comienza a pedir a su pareja cosas que la otra persona es incapaz de cumplir. Por mucho que su pareja le de cariño, para la persona con dependencia emocional nunca es suficiente. Al final, la persona que tiene una pareja con dependencia emocional se cansa de no poder suplir las necesidades de la pareja con la que está y la deja. Las personas que sufren dependencia emocional viven las rupturas de una forma diferente a las demás personas. Para ellas, les llega a producir dolor físico sintiendo que la vida se les va con esa persona.

Normalmente, las personas con dependencia emocional dicen frases como “no puedo vivir sin él”, “él es mi vida”, “me muero si se va”.  

Las personas con dependencia emocional no están exagerando las cosas desde su punto de vista, ya que ellas sienten todo lo que dicen y realmente llegan a sentir que  todas las cosas que dicen, aunque en la realidad si está desproporcionado.

Las personas que sufren dependencia emocional agotan a sus parejas hasta el punto en el que no pueden respirar. Frases como “quién te llama”, “con quién hablas”, dónde estás” se vuelven algo diario, ya que el dependiente emocional tiene un pánico irreal a ser abandonado, no por su pareja, sino por cualquier persona que esté con ella.

Esto sólo se cura con tratamiento psicológico.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.