Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora en una jornada que nos recuerda que la propia posición de la mujer depende en gran medida del lugar en el que ha nacido puesto que la suerte del destino cambia por completo. Sin duda, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en los países desarrollados nos recuerda la importancia de logros alcanzados tan importantes como el acceso de la mujer a la formación universitaria y al mercado de trabajo. Es cierto que en esta jornada de reivindicación siempre surge la insatisfacción de recordar más aquello que todavía queda por hacer y además, con acierto puesto que en un periodo de crisis económica, por ejemplo, es la mujer quien sufre con más frecuencia las consecuencias de la precariedad del empleo.

Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Mujeres que cambian el mundo

Sin embargo, más allá de todo aquello que queda por hacer, también es un día para mirar atrás y agradecer la lucha de tantas mujeres que defendieron los derechos femeninos como un valor para una sociedad en igualdad de oportunidades. Tal vez muchas mujeres puedan sentir de verdad que nunca han sufrido la discriminación de género. Y eso ya es un paso muy importante.

¿Qué pasos quedan por dar en este Día Internacional de la Mujer? Por ejemplo, es positivo romper con el prejuicio del estereotipo de creer que unos trabajos son femeninos mientras que otros, son masculinos. Por ejemplo, todavía se asocia con mucha frecuencia el rol del cuidado a ellas. Así como los trabajos relacionados con las tareas de la casa, todavía son realizados en gran medida por ellas. Profesionales que trabajan en el servicio doméstico.

El Día Internacional de la Mujer es una jornada para celebrar realmente todos los pasos que se han conseguido a nivel social. Objetivos de felicidad y desarrollo personal. Y es evidente que en este Día Internacional de la Mujer también quedan pendientes metas importantes. Por ejemplo, el hecho de que una mujer pueda caminar con seguridad por la calle al volver de fiesta un sábado por la noche. La violencia de género es otro de los grandes problemas de la sociedad actual.

Y valorar estos derechos y libertades de las mujeres que nos recuerdan la importancia del feminismo, no significa más que recordar el valor del empoderamiento femenino como motor de cambio y también, del valor que la mujer tiene en la historia pese a su aparente invisibilidad en los libros.

Desde el punto de vista profesional, muchas mujeres no sienten el tema de la diferencia de género en primera persona, hasta que afrontan el reto de la maternidad. Y entonces, se exponen a nuevas situaciones que les hacen sentir vulnerables. Por ejemplo, una mujer embarazada puede tener menos posibilidades de ser elegida en una entrevista de trabajo, incluso aunque desde el punto de vista de la formación y experiencia esté muy preparada.

Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora, vívelo con la conciencia de saber que tú también formas parte de la gran aventura de la historia del mundo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.