Los Riesgos de Vivir Solo

Vivir solo tiene muchas ventajas, sin embargo, incluso las ventajas en caso de no ponerlas en su contexto pueden volverse en contra de uno mismo. Por ejemplo, la libertad de poder gestionar los horarios sin contar con nadie más o la posibilidad de recibir visitas en cualquier momento también pueden volverse en contra de uno mismo al tener un caos total de horarios.

Lo cierto es que cuerpo y mente necesitan de unas rutinas y el hecho de vivir solo puede derivar en todo lo contrario a una vida rutinaria.

¿Cuáles son los riesgos de vivir solo?

1. Existen personas que sienten una enorme pereza al cocinar para sí mismas. Es decir, sienten una falta de motivación total, de esta forma, cada vez cocinan menos, lo que implica abusar en muchos casos de platos precocinados. Y tener una dieta cada vez menos saludable.

2. Además, otro de los riesgos de vivir solo tiene que ver también con la posibilidad de ir adquiriendo manías y no educar el carácter al vivir con más gente que te corrija en algunas actitudes. Algunas personas cuando han vivido mucho tiempo solas lo pasan realmente mal al tener que adaptarse a vivir nuevamente con alguien. Vivir solo puede hacer que te acomodes en exceso en tu forma de hacer las cosas. Recuerda que no existe un único modo de afrontar la realidad.

3. Vivir solo también puede ser un gran esfuerzo para aquellas personas que sufren al llegar a casa y no tener a alguien con quien charlar. Existen personas para las que la soledad se hace cuesta arriba. Especialmente, en ciertas épocas del año como el invierno cuando los días son muy cortos, las noches muy largas, y la vida social se reduce.

4. Vivir solo también puede ser un riesgo cuando se trabaja desde casa y en ese caso, tampoco se relaciona con nadie más directamente durante su tiempo laboral.

Vivir solo es fantástico pero es importante buscar el orden de horarios.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.