No Dejes que Nada Te Arruine el Día

No Dejes que Nada Te Arruine el DíaCon frecuencia, somos muy vulnerables ante los acontecimientos externos. Perdemos una cantidad de tiempo inagotable en momentos cargados de pensamientos negativos que solo nos traen preocupación y angustia. Un día puede cambiar de color si en vez de iniciar la jornada con un pensamiento triste, comenzamos el día con una idea motivadora. Existen tonterías que pueden arruinarte el día.

Por ejemplo, un malentendido con un compañero de trabajo, un atasco de tráfico, un imprevisto en el último momento, una desilusión de pareja… Cuando pones las cosas en su contexto justo te das cuenta de que nada es tan importante como para arruinarte el día porque tú y tu bienestar, vale más que todo.

Cómo ser más fuerte

1. En primer lugar, marca distancia respecto de ese asunto que te preocupa. Si puedes hacer algo por resolverlo, entonces, actúa cuanto antes. Si no puedes hacer nada, entonces, déjalo estar.

2. No dejes que las críticas externas te hagan dudar de tu verdadero valor porque lo que de verdad importa es que tú tengas fe en ti mismo.

3. No permitas que factores tan superficiales como el tiempo te roben la sonrisa. Si llueve, coge un paraguas de colores y sonríe a la vida.

4. Puede que las cosas no sean tal y como las habías planificado pero eso no significa que no sean perfectas.

5. Si tienes un disgusto y dejas que ese disgusto te arruine el día, entonces, tienes un doble problema. Sin duda, esta ecuación matemática no compensa.

6. Aquello que hoy te parece un mundo, dentro de una semana, no te parecerá tan importante. La óptica de la perspectiva cambia constantemente dependiendo de la posición vital.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.