Qué Hacer Cuando no Sabes Cómo Actuar

Las personas somos complejas. Seres que vivimos luchas internas, contradicciones emocionales y dudas. Con frecuencia, el corazón y la razón se oponen. Lo que uno dice va en contra de aquello que expresa el otro. Esta dualidad que forma parte de la propia vida, debe recordarnos que no siempre es necesario actuar. Es decir, a veces, no hacer algo ya es una decisión. En cualquier caso, lo verdaderamente importante es ser coherente. Si has decidido dar un paso ser consciente e ir hacia adelante. Del mismo modo, si has decidido no dar un paso, ser también coherente con esa actitud.

¿Qué puedes hacer cuando no sabes cómo actuar?

Tabla de Contenidos

Tómate tu tiempo

Existe una sensación de incomodidad cuando no sabemos cómo obrar exactamente. En ocasiones, lo que hacemos para poner freno a esa incomodidad es actuar por pura impaciencia. Es decir, hacer algo en concreto. Tómate tu tiempo, es mejor que actúes con más seguridad. En ocasiones, el único que te marca el ritmo eres tú mismo, es decir, puede que ese asunto pueda esperar. En ocasiones, tienes que descubrir cómo decir no sin sentirte mal contigo mismo.

El mentoring

El valor del mentoring es muy importante porque muestra cómo una persona puede enriquecerse a nivel emocional a partir de los consejos de otra persona más sabia y con más experiencia vital. Tener humildad para pedir ayuda y consejo a alguien con experiencia es un buen gesto de sabiduría que puede sacarte de dudas cuando no sabes qué hacer.

Escribe tus dudas

Escribes tus dudas en un papel y escribe también una lista de posibles soluciones frente a ese conflicto. Te animo a buscar al menos diez posibles soluciones frente a ese conflicto. Este ejercicio es efectivo para darte cuenta de que aunque a veces la mente se encierra en dos opciones, la realidad es mucho más rica: siempre hay una salida que suma valor.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.