San Fermín Convierte a Pamplona en la ciudad de la Ilusión

San Fermín Convierte a Pamplona en la ciudad de la IlusiónSin duda, existen pocos elementos que sean tan importantes en la receta de la felicidad personal como la ilusión, tener la capacidad de emocionarte con los detalles más simples de la rutina cotidiana es un regalo. La ilusión es todavía mayor cuando es colectiva, es decir, cuando existe un motivo de celebración común.

Esto es lo que sucede durante nueve días en Pamplona gracias a las fiestas de San Fermín que transforman a una ciudad tranquila y universitaria durante todo el año en un ambiente festivo, animado y de música constante.

La ilusión es necesaria para vivir

Aunque la verdadera banda sonora de la felicidad propia de San Fermín es la amistad y la familia. Las relaciones sociales se refuerzan para vivir lo mejor de la fiesta con intensidad. Cada persona deja en un segundo plano sus preocupaciones habituales para poner en práctica una máxima del pensamiento positivo: el carpe diem.

Es saludable celebrar la vida gracias a tradiciones tan propias de los pueblos y ciudades. Celebraciones a través de las que cualquier persona se evade de su propia realidad cotidiana para vivir como si todo fuese perfecto durante unos días. O como si nada fuese más urgente que disfrutar de verdad del aquí y del ahora.
San Fermín se convierte durante nueve días en la fiesta de la ilusión, tanto es así que muchas personas recorren muchos kilómetros para formar parte de esa ilusión colectiva.

Existen personas que esperan ligar en las fiestas de San Fermín, otras quieren conocer gente nueva, los hay que desean disfrutar de estos días con los seres queridos… Cualquier motivo es bueno para volver a ser un poco niño durante algunos días gracias a una ciudad que al más puro estilo de Nueva York no duerme nunca durante más de una semana en que se transforma por completo gracias a esa burbuja de diversión.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.