Síndrome de Nido Vacío: Consejos para Superarlo

El momento en el que los hijos se van de casa, marca una nueva etapa en la relación de pareja puesto que los padres viven un reencuentro con mayor intimidad y espacios en casa. Ver las habitaciones vacías, asumir que los hijos son autónomos e independientes, puede producir una especie de tristeza marcada por el síndrome de nido vacío. Es decir, el padre o la madre que lo sufre experimenta tristeza, pereza, apatía, nostalgia del futuro, pesar… ¿Cómo superar el síndrome de nido vacío?

Síndrome de Nido Vacío: Consejos para Superarlo

Tabla de Contenidos

Consejos para superar este síndrome

  • 1. Tus hijos inician una nueva etapa pero no se desvinculan de ti. Vuestra relación se fortalecerá a partir de los cambios producidos en vuestra vida. Habrá menos momentos compartidos pero serán de más calidad.
  • 2. Organiza tu tiempo pensando en ti y en tu felicidad. En ocasiones ocurre, especialmente a las madres, que han dedicado tanto tiempo de su vida a su rol de cuidadoras que sienten un gran desarraigo. Sin embargo, actualmente, existen muchas opciones de ocio dirigido a personas de más de 50 años. Practica tus aficiones, dedica tiempo a la lectura, organiza viajes…
  • 3. La nostalgia puede que dure menos de lo que imaginas porque tal vez, antes de que te des cuenta, tengas un nieto a quien cuidar algunas horas por semana. En ese caso, establece tus límites y tus normas para prevenir el síndrome de los abuelos canguro.
  • 4. Sal de casa, organiza planes al aire libre, fomenta el contacto con la naturaleza, realiza ejercicio físico de forma acorde a tu edad.
  • 5. Organiza reuniones familiares pero delega también en la organización de estos eventos para no cargar tú con el peso de todos los preparativos.
  • 6. Escribe un diario centrado exclusivamente en este nueva etapa de tu vida. Anota tus objetivos, tus metas, tus propósitos, tus ilusiones de futuro, tus deseos de estar bien aquí y ahora.
  • 7. Puede ser un buen momento para redecorar la casa, adaptarla a las nuevas funcionalidades de esta etapa de la vida. Por ejemplo, puedes actualizar un dormitorio para convertirlo en una habitación para recibir visitas. El entorno influye de forma notable en el estado de ánimo interno.
  • 8. ¿Cuánto tiempo hace que no organizas un plan romántico con tu pareja? Ha llegado el momento de retomar conversaciones que no están centradas en los hijos. Mira a los ojos de tu pareja para darte cuenta de que tienes un universo por descubrir y juntos podéis crear un microcosmos.

Mirar hacia adelante y no hacia atrás

No te quedes estancado en planes que alimentan la nostalgia, por ejemplo, mirar de forma frecuente el álbum de fotos con imágenes de la niñez de tus hijos. Disfruta de estas imágenes pero sumando nuevas fotos a tu biografía. Cada etapa de la vida tiene su propia sabiduría, sus puntos llenos de belleza. El cine es un buen ejemplo para mostrar cómo el vínculo de padres e hijos es un valor. Meryl Streep y Alex Baldwin protagonizan la película No es tan fácil, una historia dinámica y sugerente con un gran trasfondo familiar.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.