Todo Cambia y Nada Permanece

Todo Cambia y Nada Permanece

Vivimos a una velocidad tan rápida que con frecuencia, nos dejamos arrastrar por el bucle de la corriente sin tomar conciencia de lo importante que es apreciar el instante. Existen distintos métodos que nos ayudan a conectar con el aquí y con el ahora. Uno de ellos es el mindfulness como método de la atención plena que nos ayuda a mejorar nuestro nivel de conciencia para aceptar el curso de los acontecimientos sin reprimir sentimientos y mejorar nuestro diálogo interno que es base de una autoestima sana.

Con la perspectiva de despedida del 2015, si echas la vista la pasado para recorrer en tu linea mental todo lo que has vivido a lo largo de los doce meses, no solo es que muchas de las cosas que has protagonizado ya las has olvidado sino que además, observarás con nitidez que todo cambia y que nada permanece.

Cómo avanzar hacia la alegría

Es decir, que vivimos en una dinámica cambiante y que este cambio debe hacernos valorar que con mucha frecuencia sufrimos al olvidar que las etapas de dolor también tienen fin (aunque cuando las vivimos parezcan eternas). Y también, podemos sufrir porque al estar en una fase de alegría olvidamos que este estado de euforia no es eterno. Debemos intentar mantener los pies en el suelo y aceptar que no existe mejor momento para ser feliz que el ahora expresado en letras mayúsculas y sentido con el corazón.

No tiene sentido permanecer estancado en el lugar equivocado cuando la inercia de la vida nos empuja a seguir avanzando a partir de la corriente del tiempo. El mes de enero representa un nuevo cambio en el calendario. Sin embargo, nosotros no cambiamos tanto por este hecho, al igual que nuestras circunstancias no se modifican de golpe por haber avanzado un día.

Recuerda que todo cambia y nada permanece si estás sufriendo por un desamor y te angustia pensar que nunca lograrás pasar página, si estás triste porque te sientes infravalorado como consecuencia del desempleo de larga duración, si notas que tu autoestima se resiente por el sufrimiento, si sufres una crisis de pareja grave o incluso, si te sientes solo y en una mala racha. Nada es eterno, especialmente, si tú mismo te implicas a nivel emocional para crear nuevas circunstancias de buena suerte en tu vida a partir de la toma de decisiones importantes.

Todo cambia y nada permanece, puedes utilizar este mensaje como un mantra que alimenta tu corazón con la esperanza de la propia vida.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.