Tres Formas de Soledad Insana

La soledad es un sentimiento muy humano que puede ser saludable o enfermizo. Desde un punto de vista positivo, todo ser humano necesita tener momentos para sí mismo y desconectar del entorno.

Sin embargo, desde un punto de vista negativo, la soledad puede convertirse en una forma de desconfianza y autodefensa que encierra al ser humano en un foco de dolor.

Tabla de Contenidos

El egoísmo

La soledad, con frecuencia, es una forma de egoísmo exagerado de quien se cree el centro del mundo y vive pendiente de su propio ombligo. Hacer amigos y tener pareja supone atender unos compromisos sociales y ceder.

Existen personas que se han acomodado mucho en la soledad, y observan este tipo de relaciones como un problema en vez de como una ganancia. El trastorno narcisista es una cárcel.

Vejez

Existen personas que envejecen no por los años sino por la soledad. Es decir, la soledad se convierte en una fuente de amargura porque es muy importante disfrutar del camino de la vida en compañía de personas con las que compartir inquietudes, sentimientos y momentos. La soledad se muestra en el hecho de estar pasando por un mal momento y no tener un amigo al que llamar. En ese caso, hay que pensar en positivo porque siempre estás a tiempo de hacer nuevas amistades.

Soledad no elegida

La soledad no elegida y no aceptada también se puede convertir en una forma de soledad insana por parte de aquel que sufre de forma enfermiza por no haber encontrado pareja. En ese caso, conviene recordar que existen muchas formas de vivir y que no tener pareja no es sinónimo de no tener amor porque existen muchas formas de cariño. No puedes poner todo tu valor en el deseo de atraer a un hombre o a una mujer porque tienes que quererte a ti mismo tal y como eres.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.