Ventajas de Ser Profesor Voluntario en una Entidad

El voluntariado es mucho más que una filosofía de vida, en cierto modo, es asumir la responsabilidad que tienes como ser humano, al tener la posibilidad de dar lo mejor de ti mismo y potenciar tu entorno a través de tu implicación activa en los detalles. Ser profesor voluntario significa gozar de una experiencia única, en la que el concepto enseñar y aprender se retroalimentan constantemente. Pero además, el sector del voluntariado ofrece muchas opciones de colaboración en este sector altruista.

Ventajas de Ser Profesor Voluntario en una Entidad

En el contexto de crisis económica, cuando llegar a final de mes se convierte toda una odisea, adquiere un valor muy visual la necesidad de cubrir necesidades tan básicas como comer. En este contexto, destaca la importante labor del Banco de Alimentos. Sin embargo, el hambre también puede ser emocional. Y la cultura, que es el alimento de la mente, ha sido la gran castigada en plena crisis económica. Ser profesor voluntario en alguna organización puede beneficiarte además, desde el punto de vista del currículum, si tienes una carrera relacionada con la enseñanza. ¿Qué otras ventajas vas a experimentar?

Beneficios de ser voluntario

  • 1. Es curioso pero en ocasiones, es en aquellos trabajos que realizamos de una forma voluntaria durante un breve periodo semanal, en los que experimentamos una mayor sensación de libertad emocional.
  • 2. Como profesor, te conviertes en mentor de conocimiento para otras personas. Y si asumes cómo el conocimiento puede cambiar la vida de un alumno, puesto que el saber es vital para tomar decisiones, tal vez comprendas lo que significa. Muchas películas de cine rinden homenaje, precisamente, a la labor del profesor. La película francesa “Los chicos del coro”, es un claro ejmeplo de ello.
  • 3. Al colaborar como profesor en una entidad de voluntariado también vas a disfrutar de la agradable experiencia de activar tu mente con nuevos conocimientos ya que para poder formar a otras personas, tienes que actualizar aquello que ya sabes, pero también, adquirir nuevas ideas. Por tanto, tienes una motivación extra para seguir avanzando a nivel profesional.
  • 4. Al ser profesor en una entidad también puedes realizar networking en un entorno humanista, por tanto, seguro que puedes obtener nuevas oportunidades de empleo, conocer amigos e interactuar con otras personas.
  • 5. Existen distintos centros de formación. El concepto de alumno va mucho más allá del perfil de las edades de colegio o instituto. También hay universidades para mayores que ofrecen formación para personas de más de 65 años. Y algunos de estos proyectos, dejan la puerta abierta a profesores voluntarios. En ese caso, vas a experimentar la emoción y la gratitud de impartir clase en un auditorio totalmente receptivo hacia el aprendizaje y la escucha.
  • 6. Un profesor supera los nervios al hablar en público, está activo mentalmente durante las clases para responder las dudas de los alumnos. Esto hace que cuando llegues al final de la clase te des cuenta de todos los retos que has superado y sientas la satisfacción del deber cumplido. Algo que eleva tu salario emocional.

El voluntariado te ofrece mucho más de lo que tú aportas cuando lo haces con el corazón.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.