¿Por Qué Somos Adictos al Móvil?

La realidad es que la adicción al móvil es prácticamente universal, sin embargo, no etiquetamos esta dependencia con el nombre que realmente tiene. Terminamos viendo como algo normal el gesto de mirar un montón de veces cada día el whatsapp.

¿Por Qué Somos Adictos al Móvil?

Adicción a las nuevas tecnologías

Y a veces, es curioso cómo esta inercia de contacto frecuente, de mensajes vacíos de contenido real, con muchos emoticonos pero poco trasfondo, nos hace sentir realmente vacíos. Desconectados de todo. Piensa si no en cuál de esos mensajes que has recibido últimamente ha dejado en ti una huella importante, qué mensaje ha calado hondo. Tener más medios de comunicación no significa estar mejor comunicados.

Existen muchas formas diferentes de vivir esta dependencia del móvil. Evidentemente, no todas las formas pasan por experimentar ansiedad al no poder contactar con alguien. A veces, la dependencia también se muestra en la inercia de pasar las horas frente al teléfono, por puro aburrimiento. O incluso, porque podemos hacer dos cosas a la vez. Por ejemplo, ver la tele, mientras miramos whatsapp. Todo ello nos lleva a una atención dispersa que roba calidad a los días.

La realidad es que tal vez todos deberíamos hacer una cura de teléfono móvil en algún momento, estar desconectados durante una semana en una especie de retiro tecnológico en el que volver a vivir la vida igual que la vivías antes de esta vorágine.

Una de las causas de adicción al móvil es la simple comodidad que encontramos en un universo atractivo, pero que no puede ser sustitivo de todo lo demás. Las conversaciones de bar con los amigos también se ven condicionadas por el eterno selfie. Al menos, las generaciones más jóvenes sí siguen constantemente esta tendencia.

Somos adictos al móvil, tal vez, porque mientras pasamos las horas frente al teléfono, evitamos pensar en algo que realmente nos implique de un modo más profundo, no miramos en nuestro interior, no tomamos conciencia de qué fantasmas pueden hacernos sufrir.

Pero whatsapp también nos hace todo más cómodo en cuanto a relaciones personales se refiere. Ya que no tenemos que hacer el esfuerzo mental de concentrarnos verdaderamente en la otra persona, de pronto, podemos dar todo por terminado con un simple cierre de la aplicación. En el entorno presencial, las relaciones son diferentes.

Otra de las razones por las que también podemos tener una cada vez mayor dependencia hacia el teléfono móvil, es porque este aparato ha dejado de ser un sencillo medio para hacer llamadas de teléfono. Ahora también es un medio con el que hacer fotografías o navegar por internet. La ansiedad en el móvil se muestra en el hecho de que muchas personas lo llevan incluso al baño. O también, en ese malestar que experimentas cuando lo olvidas en alguna parte y te agobias con solo pensar en todas aquellas novedades que has podido perderte.

A veces, también somos adictos al móvil porque es una forma aparentemente sencilla de hacernos compañía en esos ratos en los que estamos solos o aburridos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies