CONVULSIONAR una vez ¿es sinónimo de EPILEPSIA?

Fase de las Convulsiones

Tras pasar por un episodio convulsivo muchas personas se convencen de que padecen epilepsia y van a seguir teniendo episodios por el resto de sus vidas, especialmente cuando se trata de sus pequeños hijos. Sin embargo, convulsionar una o varias veces no significa que se padezca epilepsia, las crisis pueden presentarse debido a altas temperaturas en una enfermedad, baja de azúcar, entre otras razones; buscar un tratamiento de epilepsia inmediatamente después de pasar por una crisis es algo precipitado, pero no debe dejar de buscar atención médica para que le indiquen la causa de sus convulsiones.

Tabla de Contenidos

Primeros Auxilios en las Convulsiones

Primeros Auxilios Si Alguien Padece Convulsiones
Primeros Auxilios Si Alguien Padece Convulsiones

Sobre la EPILEPSIA…

Si bien la epilepsia no es una enfermedad mortal, es cierto que sí implica un cambio importante en la vida de quien la padece, pues algunas actividades que pueden disparar los ataques deben ser evitadas, lo que se engloba al buscar un tratamiento preventivo, pero antes de empezar a pensar en los tratamientos, primero hay que hablar del diagnóstico.

La manera más común de diagnosticar la epilepsia es por medio de una MEG Magnetoencefalografia, que ayuda a identificar el foco de origen de las convulsiones, el tipo de crisis y la gravedad de las mismas. La MEG se realiza de una manera no invasiva ya que sólo mide la actividad electromagnética que con cada sinapsis se registra en el cerebro.

Antes de comenzar con un tratamiento se recomienda conocer el foco de origen de las convulsiones y el tipo de epilepsia y crisis convulsivas, de este modo se atacarán las verdaderas causas.

Si la persona no tiene el diagnóstico exacto que el estudio facilita, no es recomendable empezar un tratamiento, pues puede tratarse de una crisis aislada que no requiere de ningún tipo de intervención.

Una vez diagnosticada la epilepsia, se recomienda elegir el tipo de tratamiento para el paciente y para el tipo de enfermedad, pues no todos los pacientes son reactivos a los tratamientos y no todas las enfermedades se pueden tratar con el mismo procedimiento.

Los tratamientos para la epilepsia más comunes son:

  • – Tratamiento farmacológico. En este tratamiento se dota al paciente con medicamentos antiepilépticos los cuales tienen como objetivo eliminar las crisis con la menor cantidad de efectos secundarios posibles; muchos de estos medicamentos con pocas tomas pueden reestablecer el equilibrio químico del cerebro sin necesidad de recurrir a otra ayuda.
  • – Intervención quirúrgica. La epilepsia suele presentarse en edades muy tempranas de la vida del paciente; a la mayoría de los afectados se les diagnostica en la adolescencia, por lo que no siempre los diagnosticados son candidatos para este tratamiento por cuestiones de desarrollo. En la cirugía no solamente se busca encontrar y eliminar la zona que está provocando las convulsiones, sino que en ocasiones también se recurre a ella para eliminar un tumor cerebral que puede ser el causante de las crisis.
  • – Estimulación del nervio vago o terapia VNS. Esta es una opción muy popular en los últimos tiempos pues ha mostrado gran efectividad en muchos pacientes que no son reactivos a los fármacos y que por algún motivo no pueden someterse a una neurocirugía. En este tratamiento se coloca un electrodo por debajo de la piel que desde el pectoral pasa por debajo del cuello y emite pequeños pulsos eléctricos que ayudan a reducir notablemente las crisis.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.