Los SUEÑOS son el Reflejo de tu AUTOESTIMA

¿Sabías que aquello que sucede en tu vida cotidiana afecta directamente sobre tu descanso? Lo que sueñas en parte es un reflejo de tus vivencias durante la vigilia. Cualquier preocupación, por pequeña que sea, puede alterar tu descanso y, consecuentemente, la salud.

Tu comportamiento a lo largo de la vida, la personalidad que vas adaptando moldea tu autoestima. Si tiendes a mostrar tristeza, normalmente la autoestima será baja. Al contrario, si siempre muestras alegría, ganas de vivir, y sonríes continuamente, el amor que sientes por ti mismo será mucho más positivo.

Si crees que tienes problemas de autoconfianza o no crees en ti mismo, una forma de detectarlo es a través de los sueños. Aquí te dejamos unas pautas a seguir para entender su significado.

Sueños son el reflejo de tu autoestima

Los sueños y la confianza van unidos de la mano

Está demostrado que las pesadillas recurrentes son el reflejo de preocupaciones, pero muchas personas no se percatan de ello. Es un hecho que entender los sueños es beneficioso para la salud, porque identificar dichos miedos son el primer paso para resolverlos.

Para conseguirlo, primero hay que aprender a interpretarlos, por ejemplo leyendo un diccionario de los sueños. Aunque cada persona es una mente diferente, y aquello que le enseñe el subconsciente se interpretará de una forma distinta, hay una serie de pautas a seguir para llegar a obtener conclusiones correctas.

Por ejemplo, cuando sueñas con animales, es necesario ahondar en lo que ha sucedido en tu mente, porque una actitud positiva frente a los altercados del sueño implican que tu carácter es activo, resolutivo. En cambio, un comportamiento negativo podría hacer referencia a la pasividad en la vida real.

Si logras identificar el problema, solo te queda la parte más sencilla: buscar una solución a ello para remontar tu autoestima.

Entonces… ¿cómo entender su significado e interpretarlos?

Los puntos que debes analizar para comprender el significado de lo que has soñado son los siguientes:

  • El protagonista. ¿Quién ha protagonizado la historia nocturna? Puede ser un animal, una persona querida, un ser desconocido, un acontecimiento, un alien, un fenómeno natural…
  • El contexto. ¿Dónde tenía lugar el sueño? ¿Qué tiempo hacía? ¿Era de día o de noche? ¿Había mucha gente o poca? ¿Se producía algún acontecimiento secundario?
  • Tu actitud. Valga la redundancia, el cómo te comportes es una forma de describir tu personalidad. Ser pasivo o activo, cobarde o valiente, alegre, carismático, tímido… Además, ¿sabes valerte por ti mismo o a las primeras de cambio necesitas ayuda de otras personas? ¿Te preocupas por los demás o eres egocéntrico?
  • Tu situación personal. El momento que estés atravesando, un cambio de etapa, el fin de la adolescencia, problemas en el trabajo, compromiso matrimonial… Lo que más te preocupa en ese momento es importante tenerlo en cuenta, ya que influirá en tus pensamientos nocturnos, creando sueños bonitos o pesadillas.
  • El factor subjetividad. Se podría considerar como una aplicación del psicoanálisis de Freud. En el fondo, tú puedes descubrir por qué la mente te ha presentado cierto sueño, por qué se producía una situación y cómo se desarrollaba. Si piensas en profundidad, comenzarás a obtener respuestas.

Siguiendo con el ejemplo de los animales, vamos a dejar algunas historias frecuentes para que entiendas cómo deberías proceder con una interpretación onírica.

Imagínate que sueñas con piojos en tu cabeza. El protagonista son los piojos, unos animales que se alimentan de nosotros en la cabeza. Si en el contexto del sueño tienes muchos piojos en la cabeza, se puede deducir que tu preocupación es que alguien se aproveche de algo tuyo. Si, además, la situación actual es que “tu cuñado no para de pedirte favores sin darte nada a cambio”, ya tienes aquello que realmente te causa intranquilidad al dormir. Además, tu actitud, el cómo respondas durante esa trama, determina en parte lo que estás haciendo en la vida real.

El factor de subjetividad lo pones tú, si esta pesadilla no te permite descansar es porque debes tomar una decisión al respecto, actuar de alguna forma. Tu autoestima se verá afectada al sentir que se aprovechan de ti, pero si le plantas cara, empezarás a valorarte más, a distinguir las personas verdaderamente importantes.

Es importante que empieces a pensar en aquello que has soñado durmiendo, sobre todo cuando son preocupaciones graves.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies