Trabaja Menos Para Producir Más

Trabaja Menos Para Producir Más

En estos últimos años el eje de nuestra vida pasa por el trabajo, las personas se dedican a él en cuerpo y alma. Trabajan desde su trabajo y desde donde sea, ya que los nuevos dispositivos tecnológicos, hacen que nunca se deje de pensar en el trabajo.

Las personas chequean sus móviles y dispositivos móviles, todo el tiempo y en todo lugar. El trabajo no solo es un medio para conseguir un bienestar económico. El trabajo se ha convertido en un símbolo de estatus.

Todos quieren adquirir el estado de “persona muy ocupada”, parecería que ese estado es el estado ideal. Por temor a perder el trabajo, o por tener mucho más trabajo, las personas tienen jornadas agotadoras.

El concepto de calidad y no cantidad se ha dejado de lado, y ha caído en desuso. En teoría se trabaja más para producir más. Aunque no debería ser a la inversa trabajar menos para producir más.

Lo que va en detrimento no sólo de la salud física sino de la salud mental, Cuanto más tiempo se trabaja peor es la concentración y el enfoque en lo que se está haciendo.

¿Por qué se debe trabajar menos para producir más?

Los países que tienen jornadas laborales más cortas, son justamente los países que tienen un mayor bienestar económico. En ellos se cumple la premisa trabajar menos para producir más.

El trabajar menos para producir más no es una contradicción en sí mismo, sino una realidad. Es mejor concentrarse en una sola tarea, y enfocarse en ella que realizar varias tareas al mismo tiempo, y estar muy disperso.

El no concentrarte y enfocarte en lo que estás haciendo te quita tiempo y te resta productividad.

Por ejemplo si en tu día laboral tú resuelves, o terminas 3 tareas, abras sido mucho más productivo que si comienzas 10 y no terminas o resuelves ninguna.

La clave es la calidad y no la cantidad, si tu dedicas tiempo de calidad a resolver una cuestión, de seguro, la resolverás en un tiempo mucho menor que si te estas ocupando de otros 4 asuntos al mismo tiempo.

La concentración te hace productivo

En un lugar de trabajo abundan las distracciones, los emails, las redes sociales, el móvil. Todo llama nuestra atención y nos hace perder la concentración, el resultado es que trabajemos más y produzcamos menos. Entonces, como lograr lo contrario, el trabajar menos y producir más.

A continuación te daremos unos útiles tips para que no pierdas la concentración:

  • No revises correo electrónico cada vez que este llega, esto desvía la atención y te hace perder concentración.
  • Debes pactar contigo mismo el darte unos cuantos minutos cada tres horas por ejemplo, para recorrer redes sociales o mirar Facebook
  • Optimiza tu tiempo al máximo
  • Reserva unos cuantos minutos al día para hacer actividad física, aunque sea ejercicios en la oficina. El ejercicio despeja la mente y favorece la concentración.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.