Cinco consejos para Superar una Crisis de Pareja

Cinco consejos para superar una crisis de parejaUna crisis de pareja puede ser un punto y final en una relación de pareja o un punto y aparte. Las dificultades también fortalecen la relación. Por ello, en una relación de pareja es fundamental no tirar la toalla ante el primer problema porque los conflictos son naturales entre dos personas que tienen diferente modo de pensar y cambios de estado de ánimo.

Hacer frente a una crisis de pareja

1. Para hacer frente a una crisis de pareja, ten paciencia. Es posible que la situación tarde meses en mejorar.

2. Cambia de actitud. En vez de ponerte a la defensiva con tu pareja, respeta su espacio y relájate. Deja que te eche de menos, no le sometas a un interrogatorio cada vez que llega a casa.

3. Habla con un amigo de cómo te sientes, intenta desahogarte con alguien ajeno a la relación. Existen detalles que puede ser más adecuado que no le digas a tu pareja.

4. Busca la ayuda de un profesional. Una terapia de pareja puede ser de gran ayuda para mejorar una relación que empieza a hacer aguas. Existe una película fantástica que muestra el proceso emocional de una pareja que inicia una terapia psicológica: Si de verdad quieres protagonizada por Meryl Streep.

5. Toma la iniciativa para romper la rutina, puedes proponer planes nuevos a tu pareja, por ejemplo, ir al cine, hacer una escapada de fin de semana, ir al teatro…

¿Por qué se produce una crisis de pareja?

Es natural que se produzca una crisis de pareja después de varios años de convivencia y rutina porque cada persona evoluciona de una forma diferente, por ello, llegado el momento pueden producirse puntos de desencuentro.

Existen fechas señaladas que se marcan como difíciles para una pareja, por ejemplo, la crisis de los 7 años. Sin embargo, cada pareja es un caso y tiene sus propias normas, por tanto, vive tu historia y no te dejes influir por las estadísticas.

Una crisis se puede producir por la indiferencia, porque uno de los dos se ha enamorado de otra persona, por la infertilidad, por el aburrimiento de la rutina, por problemas del trabajo, por la economía

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.