Consejos para Afrontar un Divorcio Con Hijos

Un divorcio sin hijos no solo es más sencillo sino que además, resulta más económico. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los divorcios remiten a separaciones con hijos. Esto supone un matiz importante para la pareja que rompe a nivel sentimental pero no como progenitores. El vínculos de dos ex sigue siendo eterno: el bien de los hijos debe ser lo más importante en este caso.

Consejos para Afrontar un Divorcio Con Hijos

Ideas para afrontar el divorcio

1. Por difícil que resulte en un momento de ira y resentimiento, conviene adoptar la vía más recomendable para solucionar cuanto antes las diferencias. Desde esta perspectiva, es recomendable optar por la opción de un divorcio amistoso en lugar de un divorcio contencioso. En el primer caso, la pareja puede contratar a un mismo abogado para regular el convenio.

2. Todo lo relativo a la pensión de alimentos, el régimen de visitas y demás aspectos que deben concretarse después de un divorcio deben meditarse buscando de verdad el bien de los menores.

3. Consultar la figura de un mediador familiar puede ser una buena herramienta de apoyo durante la etapa previa al divorcio definitivo para valorar si existe alguna posibilidad de solucionar las diferencias.

4. No se debe pedir opinión a los opinión a los niños sino tomar decisiones como adultos que beneficien de verdad a los pequeños. Los más conveniente es establecer rutinas posteriores al divorcio que permitan al niño mantener su ritmo de vida habitual. Por ejemplo, si generalmente era el padre quien iba a buscar al niño a la salida del colegio, conviene que este punto se mantenga del mismo modo.

5. Diferenciar ambos planos puede resultar sencillo, sin embargo, cuanto más claro tengas que un proceso sentimental es distinto a un vínculo como padre/madre, mejor podrás definir los roles. Por ejemplo, rompe con estereotipos y prejuicios ya que una persona puede haber sido infiel a su pareja y, sin embargo, ser un padre o madre leal.

6. Si te resulta difícil mantener la comunicación con tu ex, puedes comenzar por mantener contacto por escrito para facilitarte la información que consideres relevante a través de este medio. Aunque la escritura pueda resultar impersonal, resulta menos que hacerlo a través de los abogados. Por otra parte, reduce tus temas de conversación únicamente a todo aquello que tenga que ver con los niños.

En un divorcio nadie gana

En un divorcio, nadie gana. Además, así como durante el matrimonio es conveniente observar la familia como un sistema en el que el bien común nutre a cada una de las partes, igualmente, tras el proceso de divorcio debe buscarse ese bien común de todos a través de una buena disposición para el diálogo, escucha activa y sentido común. De hecho, no existe mejor juez que el puro sentido común de buscar el bien de los niños.

Y además, conviene valorar el consejo de las personas prudentes del entorno que dan ideas del tipo: “Todo se calmará con el tiempo”, “piensa con la cabeza y no con el corazón”, “tus hijos os necesitan a los dos por igual”.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.