Cómo Asumir las Calabazas con Deportividad

Cómo Asumir las Calabazas con DeportividadA nadie le gusta que le rechacen y que le digan que no, sin embargo, el juego del amor es así. A veces ganas y a veces, pierdes. Pero eso no significa que tú valgas más o menos dependiendo de la decisión del otro. Tu valor personal siempre es el mismo y es fundamental aprender a vivir con deportividad e ilusión.

Cómo tomarte el rechazo con deportividad

1. En primer lugar, piensa que es imposible gustar a todo el mundo, por una cuestión de estadística, tienes que partir de la premisa de que el no es una realidad posible.

2. Cuando alguien te diga que no en dos ocasiones, no insistas más. Respeta su libertad y no le agobies. Te sentirás peor contigo mismo en caso de mostrar desesperación por el otro.

3. Aunque creas que tu felicidad depende del amor de la otra persona no es así. Antes de lo que pienses te habrás recuperado por completo y habrás vuelto a sonreír. Ten paciencia, da tiempo al tiempo y pon en práctica tu autocontrol.

4. Si alguien te ha dicho que no en dos ocasiones, entonces, pasa al punto contrario de mostrar cierta indiferencia por ese alguien. Y no como una técnica de seducción sino como una forma de protegerte tú mismo, ayudando a que se enfríen tus sentimientos para poder pasar página y avanzar.

5. Di todo lo que piensas con un amigo de confianza que sabes que guardará tu palabra con respeto. Desahógate y llora todo lo que necesites porque las lágrimas te limpian las heridas por dentro.

6. Piensa que la gran mayoría de personas de este mundo han pasado por una situación similar en algún momento de su vida. Y todas han sobrevivido. Por tanto, ríete de ti mismo y recuerda que nada es tan dramático como parece. De hecho, puede que estés idealizando a un príncipe azul que en caso de conocerle se hubiera convertido en rana.

Foto – Run Run


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.