Cómo Evitar Generarte Falsas Expectativas

Cómo Evitar Generarte Falsas Expectativas

Las peores falsas expectativas no son aquellas que te genera otra persona sino aquellas que tú te generas a ti mismo. Es decir, por mucho que una persona quiera hacerte creer algo que no es, la realidad es que no podrá darte una mentira por verdad si tú estás atento, eres observador y escuchas tu sentimiento interior. ¿Cómo evitar generarte falsas expectativas?

Consejos para no generarte falsas expectativas

1. En primer lugar, uno de los síntomas habituales de una historia en la que algo falla es que el paso del tiempo no es sinónimo de una evolución en dicha historia. Tienes la sensación de que te has quedado estancado en un punto. Observas cómo a tu alrededor otras parejas tienen otro ritmo.

No se trata de compararte con los demás sino de observar esa falta de lógica en los acontecimientos. Por ejemplo, la otra persona no quiere conocer a tus amigos, tampoco te presenta en su entorno más cercano, responde de una forma ambigua a preguntas que para ti son importantes, no hace planes de futuro…

2. Vives con la contradicción interna de sentir que la otra persona sí tienes gestos que te hacen pensar que se gusta de ti, sin embargo, también existen un montón de detalles que te hacen sentir lo contrario. ¿Por qué se produce esta contradicción? Porque una cosa es el gustar y otra distinta el enamoramiento y el compromiso.

3. Uno de los requisitos fundamentales para evitar generarte falsas expectativas en el plano sentimental es conocer a la otra persona tal y como es, pero sin tomar como referencia el esquema previo que tú te habías formado de la otra persona. Se trata de conocer a alguien tal y como es y no cómo te gustaría que fuese. Existen casos en los que es mejor romper la relación y apostar por la independencia personal.

4. No restes importancia a ciertas actitudes que pueden agotarte con el paso del tiempo. El tiempo no soluciona nada por sí mismo. Por tanto, nunca pongas tu felicidad a la espera de que el otro cambie.

Estar cansado de buscar el amor sin encontrarlo no es sinónimo de ser un incrédulo. Es positivo cuidar de uno mismo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.