Cómo Combatir el Síndrome Postvacacional en Pareja

Cómo Combatir el Síndrome Postvacacional en ParejaEl síndrome postvacacional se vive de una forma individual en tanto que cada quien sufre sus propias sensaciones desagradables y emociones incómodas. Sin embargo, a través de la empatía, el síndrome postvacacional también se puede vivir en equipo. ¿Cómo puedes convertir el síndrome postvacacional en una oportunidad de pareja para superar este obstáculo y convertirlo en un reto que superar juntos?

Tips para superar el síndrome postvacacional en pareja

1. Uno de los cambios más importantes que hay que hacer es el relativo al factor tiempo. El verano tiene un ritmo distinto al de la jornada laboral. Es muy importante que cualquier pareja adapte de una forma gradual su ritmo de vida a los horarios de la rutina profesional para notar menos el cambio de pasar de las vacaciones al trabajo.

2. Cada uno puede motivar al otro. Con frecuencia, los seres humanos vemos más positiva la realidad del otro que la propia. En ese caso, cuando tu pareja se queje por algo vinculado con la vuelta al trabajo, puedes estimularte dándole una idea positiva. El optimismo también se contagia a través de la actitud.

3. La vuelta al trabajo requiere de una planificación, con frecuencia, las parejas hacen algunas compras necesarias después del verano. En ese caso, es importante planificar todos los detalles de la vuelta al trabajo sin dejar todos los preparativos para el último momento.

4. El final del verano no es sinónimo de cerrar la puerta del ocio porque cada fin de semana se convierte en el escenario perfecto para disfrutar de relaciones sociales con amigos o en pareja. En ese caso, puedes elaborar con tu pareja una lista de diez actividades especiales que queréis llevar a cabo antes de que finalice el año. Es importante poner la atención en aaquello que está por venir.

5. Anímate a combatir el síndrome postvacacional con gestos románticos y muestras de cariño hacia tu pareja.

Puedes aplicar estos consejos de psicología práctica para superar el síndrome postvacacional y poner al mal tiempo buena cara.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.