El Orgullo No Te Deja Ser Feliz

El Orgullo No Te Deja Ser FelizExisten muchas trampas que nos ponemos a nosotros mismos a nivel sentimental. Por ejemplo, el orgullo es uno de los fantasmas que boicotea la felicidad personal de un ser humano. El orgullo se convierte en una barrera en los conflictos de trabajo, en los asuntos de pareja, en las relaciones con los amigos e incluso, es un peso para uno mismo.

El orgullo extremo es sinónimo de soledad. La persona que siempre quiere tener la razón en todo tiene dificultades en sus relaciones personales.

Qué hacer con el orgullo

1. Aprende a conocerte a ti mismo para reconcoer tus límites y no quedarte encerrado en tu modo de ser bajo la excusa de “soy así”. Las personas que de verdad avanzan y se dan una segunda oportunidad son aquellas que se dan cuenta de que pueden seguir creciendo más allá de la edad.

2. Valora qué es lo importante para ti: si tener razón o amar y ser amado. Cuando ponemos la prioridad de vida en el amor en lugar de en el orgullo, también tenemos más posibilidades de ser felices.

3. Podemos encerrarnos en nuestro orgullo pero también podemos salir de ahí y pedir perdón para escuchar el corazón y reconciliarnos con los demás y con la vida. Lo cierto es que el perdón no sirve de nada hasta que tú no te perdonas a ti mismo por errores del ayer.

4. Deja de querer tener siempre la última palabra y recuerda que si lo que vas a decir no va a aportar algo bello a una conversación, entonces, mejor no digas nada.

5. Analiza la causa de por qué te sientes así, qué es lo que te hace sentir vulnerable y qué puedes hacer para corregir tus heridas internas. El orgullo te separa de los demás, en cambio, el amor te acerca a los otros.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.