Cómo Prevenir la Fatiga Mental

Cómo Prevenir la Fatiga Mental

Existen etapas profesionales en las que una persona puede sentirse más vulnerable ante el cansancio mental como consecuencia del trabajo bajo presión, la exigencia por el rendimiento profesional, un mal ambiente laboral, los conflictos cotidianos…

Muchas personas llegan a las vacaciones con la sensación urgente de tener que reponer energías ante el cansancio físico y mental acumulado a lo largo del año. Es recomendable regresar de las vacaciones potenciando el valor de unos hábitos positivos para prevenir la fatiga mental. ¿Cómo lograr este objetivo de salud tan importante?

Consejos de descanso mental

  • De acuerdo a una mejor gestión del tiempo es recomendable comenzar la jornada laboral poniendo una atención especial en atender aquellos asuntos que implican un mayor esfuerzo. A primera hora de la mañana, las personas tienen un mejor descanso, por tanto, tienen un mayor nivel de concentración para atender asuntos urgentes. Pero además, la actitud saludable de no posponer gestiones es un antídoto para prevenir el estrés.
  • La formación constante es un antídoto muy positivo para prevenir el cansancio mental ya que los cursos de formación estimulan la mente, aportan nuevos conocimientos, permiten al alumno actualizar su currículum, motivarse a sí mismo a través de una experiencia formativa con la que puede romper la rutina, hacer contactos de trabajo y conocer gente nueva. Sería adecuado realizar tres cursos de formación al año.
  • Existen gestos sencillos que pueden ser un protector emocional para el descanso. Por ejemplo, cerrar los ojos durante unos minutos permite a la persona desconectar del entorno par adentrarse en sí misma.
  • Es muy importante trabajar siempre con una buena iluminación ya que la luz natural también mejora la concentración intelectual. Hacer una pausa de trabajo cada cincuenta minutos es saludable para caminar durante uno o dos minutos y cambiar de postura corporal. Además, también es recomendable tener sobre la mesa del despacho una botella de agua para poder tomar líquido de forma frecuente.
  • Existen personas que pasan muchas horas durante su jornada laboral sentadas. Es saludable hacer deporte y ejercicio físico para prevenir el cansancio mental.
  • Existe un gesto sencillo para poner las ideas en orden: anotar esa idea por escrito en un bloc de notas.
  • Es recomendable acudir una vez al año al oculista porque los problemas visuales no diagnosticados también pueden producir algunas molestias, por ejemplo, dificultades en la concentración. Lo mismo ocurre en caso de utilizar unas gafas con graduación incorrecta.
  • Despide el día con planes tranquilos y relajantes. Un baño relajante tras un día de duro trabajo es una medida de bienestar. Es aconsejable no atender asuntos de trabajo a partir de las 8 para descansar y estar con energía al día siguiente.
  • Cuando un malestar emocional se convierte en un punto de bloqueo personal puede ser recomendable hacer un proceso de coaching.

Te invito a leer el artículo: Cinco consejos para gestionar mejor tu energía.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.