Consejos para Hacer una Terapia Familiar

Consejos para hacer una terapia familiar

Una terapia familiar puede ser una posible solución a conflictos personales no resueltos. En el seno familiar en ocasiones, se acumulan montañas de problemas que crean barreras en la comunicación. El conflicto surge más todavía cuando uno de estos problemas afecta de un modo desigual a sus miembros. Algunas personas llegan incluso a cortar el vínculo con sus seres queridos. Una terapia familiar es un punto de encuentro y de diálogo, sin embargo, conviene tener una visión positiva al plantear esta posibilidad.

Tabla de Contenidos

Consejos de ayuda emocional

    • Una terapia familiar es un punto de encuentro, conviene plantear esta posibilidad como un gesto de amor hacia los seres queridos. No se debe imponer la idea de hacer una terapia sino dar argumentos de peso que fundamenten este interés personal. Una de las actitudes que puede echar a los seres queridos hacia atrás ante la idea de hacer terapia es precisamente, la de imponer esta idea ante los otros, más allá del punto de vista externo.
    • Al hacer una terapia familiar es muy constructivo valorar el esfuerzo personal como una inversión en el propio beneficio. Estar bien con la familia es un bien para uno mismo porque el bien común, también alimenta el estado de ánimo individual.
    • Al hacer una terapia familiar surgen miedos y dificultades porque pueden reabrirse heridas que no han cicatrizado. Sin embargo, en muchos casos, es necesario hablar para evitar que algo quede enquistado en el corazón para siempre.
    • Para hacer una terapia familiar también es importante consultar con un profesional que sea de la confianza de todos los implicados en esta iniciativa. Más allá del currículum del profesional también puede ser muy gratificante que sea una persona con unas habilidades emocionales de escucha activa y comprensión.
    • Para hacer una terapia familiar cada uno debe asumir su propio trabajo de desarrollo personal. Conviene que cada persona haga los ejercicios que ha recomendado el terapeuta ya que existen dinámicas de puesta en común y dinámicas de reflexión individual. Nadie elige la familia en la que ha nacido, sin embargo, más allá de los conflictos que pueden vivirse en este contexto, es muy constructivo  apostar por los vínculos y dar nuevas oportunidades incluso cuando todo parece perdido.

Cómo pensar en positivo en una terapia familiar

¿Cómo pensar en positivo en una terapia familiar? Evitando observar los problemas como algo únicamente personal. La mayoría de las familias sufren dificultades. Sin embargo, es muy positivo tener valentía de afrontar esos obstáculos para tener fe en el bien común y en la armonía de la convivencia.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.