La Inversión de Tiempo es Más Rentable que el Dinero

La Inversión de Tiempo es Más Rentable que el Dinero

Existen distintos tipos de bienestar en nuestra vida. Los bienes materiales son importantes, de hecho, el dinero es un factor que también influye en la calidad de vida que tiene una persona. Sin embargo, existe una inversión que es mucho más productiva que aquella que realiza el cliente de un banco. El tiempo es el mayor tesoro que podemos tener en nuestra vida y curiosamente también tenemos la capacidad de no invertir este tesoro de la forma adecuada cuando vivimos los días a medias, quedamos atrapados en preocupaciones, no damos la importancia relativa a cada cosa o vivimos condicionados por la idea de que el futuro será mejor.

Y lo cierto es que no existe momento más constructivo que este instante. En relación con el tiempo, conviene puntualizar que el otoño es una estación marcada por días más cortos en los que parece que el tiempo, precisamente, se aprovecha menos. Por esta razón, es en el otoño cuando te sugiero comprometerte contigo mismo y con tu propia vida para realizar la mejor inversión que puedes hacer: crear espacios de felicidad viviendo en un constante presente, tomando conciencia con el ahora.

¿Cómo lograr este objetivo?

  • 1. Evitando posponer más allá de esta semana, planes sociales que te apetecen disfrutar y que puedes realizar en tu propia ciudad. Si hace tiempo que quieres ir al cine y siempre vas posponiendo esta iniciativa: ¿Por qué no aprovechas esta semana para ver una peli?
  • 2. Los conceptos filosóficos de la felicidad pueden sumirnos en un ideal abstracto. Si quieres concretar una idea constructiva de felicidad, baja a la realidad y evita dar rodeos: ser feliz es estar contento con las circunstancias de ahora. Si vives pensando que serás feliz cuando todo sea exactamente como tú habías imaginado, entonces, tampoco podrás disfrutar plenamente esa posibilidad si se materializa.
  • 3. Si quieres invertir bien tu tiempo, compártelo con las personas que quieres, dedica espacio en tu vida a esos seres queridos que te acompañan y que, en ocasiones, pueden sentirse en un segundo plano. Reflexiona sobre cuál es tu orden de prioridades. Invierte tu tiempo en sueños, ilusiones, esperanzas, pequeños detalles, momentos cotidianos que son significativos para ti.
  • 4. Invierte tu tiempo en cuidarte y en priorizar el éxito personal por encima del ámbito profesional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.