¿Por Qué nos da Tanto Miedo la Soledad?

¿Por Qué nos da Tanto Miedo la Soledad?

La soledad es una experiencia que podemos vivir desde perspectivas muy distintas a lo largo de la vida, sin embargo, ante la óptica de la soledad recurrente o incluso, ante una soledad notable en la vejez, visualizamos estas imágenes con cierta angustia. Por esta razón es preciso hacerse esta pregunta: ¿Por qué nos da tanto miedo la soledad? Tal vez, porque es un claro contraste con el arraigo que todos deseamos tener en un entorno concreto.

Y sin embargo, más allá de ese arraigo de amigos y familia, muchas personas que viven solas se sienten realmente tristes cuando llega la noche y tienen dificultades para dormir y conciliar el sueño. Sienten que la casa se les cae encima. Cada persona puede tener sus propios motivos para tener miedo a la soledad, sin embargo, si identificas tu causa concreta, tendrás más posibilidades de poder superar este temor o, al menos, de minimizar su impacto en tu vida.

Curas frente a la soledad

Deja de mirar la soledad como tu enemiga porque en realidad, es tu amiga y tu refugio. De modo inevitable vas a tener momentos en los que estarás solo. De hecho, si siempre estás acompañado también debes cuestionarte esta elección que te impide desarrollarte de un modo individual sin lazos de dependencia.

Estar felizmente ocupado en ilusiones de futuro (prioriza aquellas que sean más a corto plzo), te ayudará a sentirte realmente bien. Por otra parte, no conviertas la televisión en tu mejor amiga. Incrementa el contacto con la naturaleza, disfruta de espacios de lectura, escucha música, participa en cursos, organiza actividades en grupo, mantén el contacto habitual con tu familia…

Intenta buscar qué es aquello que te une a cada una de las personas que te rodean. De este modo, podrás potenciar todavía más estos vínculos. Por ejemplo, puede que no tengas la confianza suficiente con uno de tus amigos para contarle tus mayores intimidades, sin embargo, te encanta ir con él al cine ya que además ambos sois amantes de séptimo arte. Si te fijas en aquello que te une a ese amigo disfrutarás de agradables tardes de cine sin frustrarte porque no es alguien en quien confias tanto como para contarle tus secretos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.