Que Causa Los Terrores Nocturnos En Los Niños

Que Causa Los Terrores Nocturnos En Los Niños

En el posteo anterior comenzamos a tratar el terror nocturno, en este posteo ampliaremos el tema. Los terrores nocturnos se producen por la hiperactivacion durante el sueño del sistema nervioso central, este es el encargado de regular la actividad del cerebro durante la vigilia y el sueño. Esta altísima actividad puede deberse a que el sistema nervioso central todavía está en plena etapa de maduración.

Una gran mayoría de los niños que padecen de terrores nocturnos tienen algún familiar que los ha padecido, o que ha sido sonámbulo. Este es un tipo de trastorno de sueño bastante similar a lo que ocurre con los terrores nocturnos

¿En qué tipo de niños se producen los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos se observan con más frecuenta en niños:

  • Estresados
  • Cansados
  • Enfermos
  • Aquellos que estaban tomando un nuevo medicamento
  • Aquellos que estaban lejos de su casa o en un entorno que le era desconocido

¿Con que frecuencia  y a qué edad se producen los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos no se producen con mucha frecuencia. Estos afectan a un porcentaje muy bajo de la población infantil, entre un 3 y un 6%. Son más los niños que sufren de pesadillas que los que padecen de terrores nocturnos.

En cuento a la edad, los terrores nocturnos afectan a niños de entre 4 y 12 años. Pero también se han registrado casos en niños de menos de dos años de edad. Los terrores nocturnos son más frecuentes en los niños que en las niñas.

Los terrores nocturnos irán desapareciendo con el tiempo, esto tiene que ver con la maduración del sistema nervioso central.

¿Cómo deben reaccionar los padres ante los terrores nocturnos?

El terror nocturno es algo que alarma muchísimo a los padres. Se sienten impotentes ante la posibilidad de poder consolar a sus niños.

La mejor manera de reaccionar ante un terror nocturno es esperar a que este pase, tener paciencia y estar calmado en la medida de lo posible. Debes asegurarte de que el niño no se agite y que no se haga daño.

Generalmente al terminar el terror nocturno el niño se calma, vuelve a conciliar el sueño, y a dormir plácidamente.

Ante estos episodios no intentes despertar al niño, debido a que estos intentos suelen no funcionar. Y si funciona puede que el niño se despierte desorientado y muy confundido, por lo que será mucho más difícil tranquilizarlo y que vuelva a conciliar el sueño.

¿Cómo contribuir a que no se produzcan los terrores nocturnos?

No existe tratamiento para el terror nocturno, pero puedes contribuir a que estos no sucedan de la siguiente manera:

  • Reduciendo el estrés al que el niño está sometido
  • Establece una rutina para que tu hijo se vaya a descansar, esta debe ser muy simple y tranquila, de esa manera el niño se irá a dormir muy relajado.
  • Asegúrate de que el niño duerma lo suficiente
  • No dejes que el niño se desvele a diario

Si tu hijo tiene terrores nocturnos con mucha frecuencia consulta a su pediatra. Él podría recomendar una inter consulta con un especialista en sueño.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.