Algunos hombres se deprimen al ser padres

Hombre triste
Después del embarazo es muy común que muchas mujeres entren en una etapa de depresión, y no es para menos, ha llegado un nuevo integrante a la familia y la forma de ver y hacer las cosas cambiará de forma radical, ya que ahora es necesario darle la mayor parte de la atención y la importancia al bebé.


Pero este fenómeno puede presentarse en gran medida en los hombres, se estima que el 20 por ciento de quienes han sido padres han entrado también en un estado depresión posparto. Los principales motivos radican en que su hijo vendrá a acaparar toda la atención y que por consecuente también limitará las actividades que normalmente llevaban a cabo cuando todavía no eran padres.

A lo anterior, también se suma a la depresión razones que tienen que ver con la creencia de no poder ser el padre que su hijo merecer o de no contar lo necesario para que su crecimiento y desarrollo sea el indicado.

Motivos para que los padres entren en una etapa de depresión hay muchos, pero aquí te decimos cuales son los principales.

La situación económica. La llegada de un nuevo integrante a la familia implica que habrá que hacer importantes gastos, la etapa inicial de la vida es muy delicada y es fundamental tener todo a la mano para que el pequeño crezca saludable. Precisamente son esos gastos que se tienen que asumir los que atacan el estado del ánimo de un hombre; ellos sienten que tienen todo bajo control cuando la economía se encuentra estable, pero cuando es lo contrario el estrés y la presión causan estragos.

Un hijo representa un obstáculo. Aunque difícilmente un hombre diga que su hijo que acaba de nacer representa un obstáculo en su vida, muchos así lo piensan. A diferencia de las mujeres, ellos tienden por naturaleza a pensar de una forma más egoísta, y un bebé vendrá por toda la atención necesaria, y por sentido de la responsabilidad tendrás que limitar tus actividades que normalmente hacías, tu pareja no te brindará tanto tiempo como antes, incluso la misma familia (padres, hermanos).

Incapacidad para ser padre. Más allá de que cuenten con los recursos económicos necesarios para poder darle un hijo lo necesario, en ocasiones los hombres se sienten incapaces de llevar adecuadamente el rol de padre, sienten que no cuentan con ese grado de madurez que un acontecimiento requiere.

Sensación de soledad. Indudablemente que el centro de atención se volverá el bebé y en menor medida la madre, y el quedará relegado; y a pesar de que muchos hombres saben manejar esta situación porque entienden que es normal, otros experimentan sensaciones de soledad debido a que creen que nadie los entiende o se preocupan por ellos.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.