Celebración del Día Mundial de la Prevención del Suicidio

Celebración del Día Mundial de la Prevención del SuicidioEl suicidio es un tema muy serio que no siempre se trata de la forma adecuada. Silenciar el siicidio no es un camino para su prevención pero tampoco es recomendable que en el tratamiento de ciertas noticias se especifique en el títular de una noticia que determinada persona se ha suicidado o en el texto se aporten datos como el método utilizado.

Siempre se debe de tratar el suicidio con el respeto que merece también la privacidad y la intimidad de una persona.

El suicidio se puede evitar

Ayer fue el Día Mundial de la Prevención del Suicidio que nos deja datos para la reflexión. La Organización Mundial de la Salud explica que ha habido un incremento en el número de suicidios del 6% en las últimas cuatro décadas. Conviene puntualizar que el suicidio es una causa de muerte evitable, de ahí que se pueda prevenir.

Conviene puntualizar que las personas que han tenido algún intento de suicidio tienen posibilidades de recaída en el año posterior a dicho intento. Las tentativas de suicidio son incluso veinte veces más frecuentes que los suicidios. Conviene desterrar tópicos del tipo: “cuando alguien se quiere suicidar no envía señales previas”. Existen factores de riesgo, por ejemplo, la depresión que puede producir un efecto de túnel en la forma de interpretar la realidad o problemas de adicción al alcohol. El Día Mundial de la Prevención del Suicidio pretende ser una fecha positiva para mejorar poco a poco en la comprensión de la mente y poder ofrecer un apoyo a aquellos que viven una situación de angustia.

El suicidio deja a más de una víctima puesto que el entorno más cercano también queda herido por la incomprensión que surge de no conocer la causa. Entidades como El Teléfono de la Esperanza realizan una excelente relación de ayuda en el tratamiento de llamadas que tienen un motivo de desesperanza. Con motivo de esta fecha, si algo conviene recordar es que siempre es importante apostar por la vida y por uno mismo. Pero lo más importante es que cuando una persona esté mal anímicamente, no se guarde ese malestar para sí misma y pida ayuda cuanto antes.

Fuente – La Opinión

Foto – Paho


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.