Cómo Sanar a Tu Niño Interior

No dejamos de ser niños por el simple hecho de cumplir años, nuestro niño interior representa esa parte de nuestra personalidad que conecta con la inocencia y la niñez. En esta parte de nuestra alma, podemos tener heridas y nudos emocionales, sentimiento de culpa, desamparo y soledad. Muchas de las cosas que vivimos en la infancia o en la adolescencia, pueden marcarnos incluso en la etapa adulta. En este artículo te doy las claves para sanar a tu niño interior.

Cómo Sanar a Tu Niño Interior

Tabla de Contenidos

Consejos para hacer las paces con tu niño interior

  • 1. Comparte espacios a solas contigo mismo, momentos de creatividad a través de los que la imaginación te hace llegar lejos.
  • 2. En ocasiones, tenemos que volver al pasado para poder resolverlo. La terapia es una fórmula recurrente para resolver posibles conflictos pendientes. Pero también existen otras posibilidades, por ejemplo, la realización de cursos de crecimiento personal.
  • 3. El factor sorpresa define muy bien el modo de ser de los niños que viven la vida con una intensidad especial. No importa la edad que tengas, no dejes de sorprenderte con detalles tan mágicos como la contemplación de un nuevo amanecer. Viajar es otra de las rutinas más recomendables para tener la mente muy despierta y observar la realidad con una nueva mirada. Puedes programar excursiones a destinos de tu entorno.
  • 4. Participa como voluntario en alguna entidad de ayuda social. Crea lazos de altruismo en tu entorno. Conecta con la resiliencia de practicar el bien.
  • 5. Observa fotografías de tu álbum de fotos, contempla a ese bebé que fuiste tú y que sigue en tu alma de algún modo. Contempla también a familiares que lucen más jóvenes. Por ejemplo, tus padres. Solo puedes sanar a tu niño interior a partir del amor incondicional y de la aceptación hacia ellos.
  • 6. Ten cuidado con la adicción a las redes sociales. Si sufres ansiedad cuando después de varias horas de desconexión te entra la urgencia por saber todas las novedades, entonces, medita.

La luz de tu niño interior

Ese niño interior es una fuente de luz. Mímalo y abrázalo. Algunas películas de cine muestran la importancia del viaje interior hacia lo más profundo del ser. La película “Come Reza Ama” protagonizada por Julia Roberts es una buena película para fomentar la introspección.

Escribe una carta al niño que fuiste: ¿Qué le dirías hoy? Este es un bonito ejercicio de autoamor.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.