Cómo Calmar la Angustia y la Ansiedad

Solo quien ha pasado por un episodio de angustia y ansiedad sabe lo mal que se pasa en esos momentos en los que la mente está totalmente invadida por pensamientos negativos que generan una especie de veneno a nivel de sentimientos. Es decir, la angustia te oprime el pecho, hasta el punto de hacerte sentir víctima de una situación que no sabes cómo controlar exactamente. La angustia está condicionada por la ansiedad, son ingredientes que se retroalimentan mutuamente. ¿Cómo calmar este sentimiento de angustia y ansiedad que te duele tanto?

Cómo Calmar la Angustia y la Ansiedad

Consejos de bienestar para ti

  • 1. En primer lugar, esta es una de esas situaciones en las que la terapia psicológica es prácticamente inevitable. Es decir, en este tipo de situaciones, es un profesional el que, como experto en salud emocional, debe dar consejos de ayuda al paciente.
  • 2. Encuentra herramientas de apoyo que te ayuden. Cada persona encuentra su propio refugio a partir de su modo de ser y creencias personales. Por ejemplo, la meditación, el yoga, el pilates, la relajación… Estas rutinas son como pequeños anclajes de bienestar en la vida.
  • 3. Intenta reducir el contacto con las tecnologías porque es probable que si a las largas horas de trabajo y preocupaciones sumas muchas horas de teléfono móvil y ordenador, llegue un momento en el que sientas que ya no sabes cómo relajarte. Consulta menos veces al día el correo electrónico y habrás dado un paso de gigante.
  • 4. Encuentra un mantra que te ayude: “Nada es tan grave porque todo fluye, todo pasa”, “Me siento una persona querida por la vida y la naturaleza cuida de mí”, “Hoy va a ser un día bonito“. Escribe una lista de pensamientos que inspiran en ti el valor de la luz emocional.
  • 5. Organiza una escapada a un destino de playa para caminar por la orilla del mar, recrearte en la belleza del agua que se da mano con el cielo en el horizonte, respirar la brisa de un entorno relajante. También puedes organizar una escapada con amigos a una casa rural ya que los entornos de campo son especialmente saludables para crear una burbuja contra el estrés.
  • 6. Llora si lo necesitas. Túmbate en la cama, abrígate con una manta y cierra los ojos durante un rato. Descansa durante el tiempo que necesites.
  • 7. Desde la angustia, tendemos a posicionarnos ante el futuro desde la perspectiva del miedo. Lo que te sugiero es que confíes en la vida porque los problemas se presentan conforme se resuelven, pero nunca de un modo anticipado. ¿Sabías que la mayor parte de los miedos de mañana, estos temores que contaminan tu corazón por dentro, nunca llegan a hacerse realidad? Y sin embargo, lo que sí es una realidad es la cantidad de felicidad que nos quita el miedo, la ansiedad que genera cada pensamiento gris que viene a tu mente.

Reducir la angustia de un día para otro es imposible. Tampoco es saludable reprimirla. Busca formas terapéuticas de canalizar el malestar, por ejemplo, a través de la escritura de cartas en tu diario.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.