Cómo Tener la Valentía de Hacer lo que Quieres

Cómo Tener la Valentía de Hacer lo que Quieres Existen distintas formas de miedo que pueden condicionar nuestro estado de ánimo: el temor a la soledad, el miedo al qué dirán, el temor al rechazo social, el miedo al fracaso... Cada persona puede tener una disposición mayor o menor hacia cada uno de estos temores (y otros muchos posibles). Sin embargo, la esencia de la vida y de la felicidad se resume en tener la valentía de hacer lo que quieres. Muchas personas viven con la lucha interior de desear reivindicarse a sí mismas en determinado ámbito y, sin embargo, a nivel externo no se atreven a dar el paso. En muchos casos, por el vértido que produce lo desconocido ante la seguridad de aquella zona de confort conocida, que aunque no sea ideal, produce cierta estabilidad. ¿Cómo tener la valentía de hacer lo que quieres?  1. En primer lugar, es muy importante que te comprometas con tu felicidad y asumas que hacer cambios en tu presente depende, únicamente, de ti. Tú no puedes tomar decisiones por otras personas pero sí puedes influir en tu destino personal. Tampoco puedes modificar tu pasado pero sí puedes influir en tu presente a través de acciones concretas.    2. A veces, quedamos bloqueados por el miedo cuando en realidad, deberíamos pensar qué nos espera más allá de ese temor. Si saltas el muro que te aleja de tus sueños alcanzarás esa libertad que es más fuerte que cualquier límite.   3. Para superar los miedos, en muchos casos, tenemos que dar el primer paso incluso con el miedo en el estómago de no saber qué pasará después. Convivimos con la incertidumbre. Sin embargo, el miedo no dura eternamente, a los pocos minutos de haber dado es primer paso observarás cómo la realidad fluye poco a poco.  4. Para tener la valentía de hacer lo que quieres en el plano profesional o personal, debes tener muy claro qué es lo que quieres y qué es importante para ti. Tómate el tiempo que consideres oportuno para reflexionar sobre tu dirección a seguir ya que este es el principio del cambio. El inicio del 2016 puede traer a tu vida nuevas experiencias. Por tanto, enfócate en aquello que es verdaderamente importante para ti.  5. De todos los miedos posibles, el que menos te debe condicionar es el miedo al qué dirán ya que no puedes controlar la opinión de otras personas. De hecho, no debe preocuparte lo que otros puedan pensar de ti (al menos, no debe preocuparte aquello que personas que no te conocen de verdad y que no son tus amigas, opinen).  6. Toma la Navidad como un periodo de reflexión que a modo de anclaje emocional puede ser ese trampolín para dar el salto.

Existen distintas formas de miedo que pueden condicionar nuestro estado de ánimo: el temor a la soledad, el miedo al qué dirán, el temor al rechazo social, el miedo al fracaso… Cada persona puede tener una disposición mayor o menor hacia cada uno de estos temores (y otros muchos posibles). Sin embargo, la esencia de la vida y de la felicidad se resume en tener la valentía de hacer lo que quieres.

Muchas personas viven con la lucha interior de desear reivindicarse a sí mismas en determinado ámbito y, sin embargo, a nivel externo no se atreven a dar el paso. En muchos casos, por el vértigo que produce lo desconocido ante la seguridad de aquella zona de confort conocida, que aunque no sea ideal, produce cierta estabilidad. ¿Cómo tener la valentía de hacer lo que quieres?

Consejos de superación

1. En primer lugar, es muy importante que te comprometas con tu felicidad y asumas que hacer cambios en tu presente depende, únicamente, de ti. Tú no puedes tomar decisiones por otras personas pero sí puedes influir en tu destino personal. Tampoco puedes modificar tu pasado pero sí puedes influir en tu presente a través de acciones concretas.

2. A veces, quedamos bloqueados por el miedo cuando en realidad, deberíamos pensar qué nos espera más allá de ese temor. Si saltas el muro que te aleja de tus sueños alcanzarás esa libertad que es más fuerte que cualquier límite.

3. Para superar los miedos, en muchos casos, tenemos que dar el primer paso incluso con el miedo en el estómago por no saber qué pasará después. Convivimos con la incertidumbre. Sin embargo, el miedo no dura eternamente, a los pocos minutos de haber dado ese primer paso observarás cómo la realidad fluye poco a poco.

4. Para tener la valentía de hacer lo que quieres en el plano profesional o personal, debes tener muy claro qué es lo que quieres y qué es importante para ti. Tómate el tiempo que consideres oportuno para reflexionar sobre tu dirección a seguir ya que este es el principio del cambio. El inicio del 2016 puede traer a tu vida nuevas experiencias. Por tanto, enfócate en aquello que es verdaderamente importante para ti.

5. De todos los miedos posibles, el que menos te debe condicionar es el miedo al qué dirán ya que no puedes controlar la opinión de otras personas. De hecho, no debe preocuparte lo que otros puedan pensar de ti (al menos, no debe preocuparte aquello que personas que no te conocen de verdad y que no son tus amigas, opinen).

6. Toma la Navidad como un periodo de reflexión que a modo de anclaje emocional puede ser ese trampolín para dar el salto hacia la conquista de tus sueños. La autenticidad es un principio importante.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.