Aprender A Vivir El Presente (Parte I)

Vivir el presente1

En algún momento de sus vidas muchas personas quedan atrapadas en un tiempo inexistente. Recuerdan con nostalgia el pasado, o hacen planes para un futuro que aún no existe. Pero ¿Qué ocurre con el presente? Esas personas disfrutan pensando en el pasado, o planean su vida en el futuro sin disfrutar el presente.

Esas personas están perdiendo lo que realmente tenemos, lo cierto, lo tangible, el aquí y ahora. Muchas son las personas que necesitan aprender a vivir el presente.

El vivir en el presente no es sencillo, se necesita poder abstraerse de todo. Para aprender a vivir el presente, debemos superar y eliminar las culpas que arrastramos del pasado, y las incertidumbres y ansiedades que nos genera el futuro.

Vivir el presente a pleno

Para aprender a vivir el presente, no se necesita olvidar el pasado, o no pensar en el futuro. Lo importante es no olvidar el aquí y ahora, el pasado nos hizo lo que somos, y formaremos nuestro futuro viviendo y disfrutando de nuestro presente.

El disfrutar de las cosas cotidianas que nos suceden a diario es tan importante como un recuerdo o un plan futuro.

El vivir plenamente el presente nos ayudará a reducir la ansiedad y a través de ella el estrés. Estaremos mucho más concentrados, relajados, enfrentaremos la jornada con una mayor asertividad lo que incrementará en mucho nuestra confianza.

¿Cómo aprender a vivir en él presente?

Aceptando lo que nos ocurre en la vida

Es importante que valoremos y aceptemos todas las experiencias que nos ocurren en la vida. Las experiencias son experiencias, debemos tomarlas como vienen y no distraernos poniéndoles etiquetas.

El calificar una vivencia como triste o dolorosa, o alegre y enriquecedora no es lo importante. Lo importante es vivirlo, experimentar, superarlo y capitalizar lo que nos ha ocurrido.

No todo en lo que nos pasa en la vida es estupendo, o bello. Aunque si todo lo que nos ocurre en la vida, lo bueno o lo malo, es enriquecedor. Y contribuye a formarnos como personas.

Cuando se aceptan las experiencias negativas, dejamos de lujar contra ellas y las incorporamos a nuestra vida. La resiliencia es quien se encargará de ellas, y nos ayudará a superarlas.

El aprender a vivir el presente, es un tema que merece ser tratado en profundidad. Es por eso que seguiremos desarrollando este interesante tema, en el siguiente posteo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.