Evitar el Insomnio. Dormir bien.

evitar insomnio y dormir bien

El Insomnio puede ser uno de los problemas principales para nuestra mente. Por ello dormir bien  descansar es fundamental para nuestra salud física y mental.

A raíz del siguiente comentario de uno de nuestros lectores, os damos algunos consejos que esperemos os ayuden:“Pues yo llevo 32 días durmiendo una media de cuatro a cinco horas diarias y es horroroso. Por supuesto, también tengo que ir a trabajar y conducir todos los días pues el trabajo está a 100 km de casa. Nada de lo que he tomado hasta ahora ha dado resultado. Está muy bien decir que hay qeu dormir pero estaría mucho mejor saber qué hacer cuándo no podemos dormir. No es la primera vez que me pasa en mi vida y sé que no será la última. Nunca he dormido ni 8 horas al día asíq eu creo que debería dedicarse más información y los políticos ocuparse de enfermedades como el insomnio que también son muy graves”

El sueño es absolutamente necesario para mantener un perfecto equilibrio físico y psíquico, y para levantarse fresco y animoso frente a los trabajos del nuevo día evitando así las consecuencias de no dormir.

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN

  • Tener la cabecera de la cama orientada al norte, es decir nuestra cabeza estará al norte y los pies al sur, esto es básico debido a que nosotros somos una reproducción del planeta y nuestras corrientes electromagnéticas internas van de arriba a abajo, o sea que cuando dormimos nos ponemos en armonía con la tierra, si no lo hacemos así vamos a tener problemas no sólo para dormir si no también en nuestra salud general. Hay personas a las que no le influyen, pero a otras a las que si les ha ayudado mucho.
  • Ducharse siempre antes de ir a dormir con agua caliente-templada, nunca fría, pues nos pondríamos nerviosos, si por la mañana nos queremos lavar con agua fría es bueno porque esto nos revitaliza y nos sirve para mejorar la circulación venosa y arterial.
  • Usar ropas de algodón cien por cien en nuestros pijamas y sábanas para evitar la estática. Prendas cómodas que no molesten ni apriete.
  • Tener las sábanas y la alcoba limpia, perfumada con algún aroma que nos agrade, por ejemplo podemos usar aceite esencial de lavanda vaporizado por la habitación o echarnos un par de gotitas en las sienes o en la almohada.
  • Cenar tres horas antes, al menos, de ir a dormir, evitando comidas abundantes y grasas. No tomar bebidas excitantes a lo largo del día como son el café, la coca cola, el té, en la cena evitar alimentos estimulantes como son los ajos crudos, los picantes, e ingerir alimentos sedantes como son la cebolla cruda o cocinada, la lechuga, la miel, la leche. Evitar acostarse con hambre, un vaso de leche tibia puede ayudar evitarlo si antes cenó y también ayuda a conciliar el sueño.
  • Evitar ver en la televisión películas de violencia o que te produzcan tensión emocional.
  • Hacer una práctica de relajación concentrándose en la respiración, inhalando y soltando el aire muy despacio, olvidando todos los problemas y sintiendo como tu cuerpo se va inundando de una luz intensa de color azul, relajando todos los músculos del cuerpo, especialmente los de los hombros, el estómago-ombligo y las mandíbulas.
  • Justo antes de irse a dormir tomar una infusión con una o dos cucharadas soperas de melisa en un vaso de agua hirviendo, se tapa, se deja reposar, se cuela y se endulza con miel, también puedes usar el jarabe de melisa.
  • Al acostarse practique una actividad que le relaje como escuchar música suave, leer textos sencillos y relajantes,…
  • Procure acostarse y levantarse siempre a la misma hora. El hábito le ayudará a dormir. No se acueste ni intente dormir hasta que no tenga sueño.
  • No duerma durante el día. Por la mañana limite el tiempo de permanencia en la cama si no duerme.
  • Haga ejercicio diariamente a primera hora del día. No practique ejercicio justo antes de acostarse.
  • Tome una exposición adecuada a la luz solar durante el día.
  • No beba alcohol, al menos cuatro horas antes de acostarse. La ingesta excesiva de alcohol aunque produce somnolencia, es causa frecuente de despertares nocturnos.
  • Vacíe la vejiga antes de acostarse.
  • Pregunte al médico si alguna de las medicinas que está tomando podrían mantenerle despierto y, si es así, si puede sustituirla por otra.
  • La lista de actividades del día siguiente acarrea preocupaciones cuando es hora de dormir; así que anótelos en una hoja de papel y despreocúpese de ellos.
  • Levántese si no se ha dormido en 15 minutos y realice una actividad relajante p. ej. Algún trabajo manual ó leer un libro aburrido, hasta que usted se sienta soñoliento.


4 comentarios en Evitar el Insomnio. Dormir bien.

  1. hola tengo mucho años sufriendo de insomio y no puedo dormir a ves no puedo dormir x tres dias sequido que ago ya e ido a barrio siquiatra y no me revolmido nada

  2. Hola,yo tengo hepatitis C cronica,hace 8 años me dieron un tratamiento,que fue la causa de que ahora y desde entonces no duerma bien,ya no se lo que es descansar y para colmo trabajo a relevos,me volvi agresivo mi humor cambio y casi me cuesta el divorcio .,el medico me receto lexatin 0,5 pero no he vuelto a dormir bien,añoro cuando me metia en la cama y cuando despertaba,hala habian pasado las horas como en un segundo,,que recuerdos…Un saludo

  3. Excelente! tengo 18 años y casi no duermo, yo aconstumbré a mi cuerpo a dormir de 3 a 4 de la mañana! con su blog… ya se como a poco volver a recuperar mi sueño! Gracias! Pero me gustaria saber que riesgo tengo de no seguir durmiendo? aunque hare los pasos para poco a poco adaptarme a dormir temprano!
    the_nene_88@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.