Seamos felices.

pareja-feliz1

Tenemos en nosotros algunas herramientas para salir de la depresión, la angustia y el enojo, rompiendo todos los patrones que utilizamos cuando nos sentimos así. Los guiáremos para que puedan recuperar el dominio de sus emociones.

¿Podemos alcanzar la felicidad o solo podemos aspirar a tener solo algunos momentos felices?

Podemos remontarnos a nuestra infancia, donde teníamos muchísimas fantasías y eramos la mayor parte del tiempo felicesSabíamos lo que queríamos y teníamos la seguridad de que íbamos a conseguirlo. No importaba dónde nos encontrábamos, sino el lugar a donde queríamos ir. Ser curiosos, alegres y confiados eran parte de nuestro ser. No lo teníamos todo, de hecho no teníamos nada, nos entreteníamos con lo que hallábamos, con un palo de escoba teníamos un caballo y una caja era nuestra nave espacial. A medida que vamos creciendo, la vida nos va mostrando otra realidad. Que solo somos soñadores y que los sueños, son solo eso sueños. Entendimos qué cosas son posibles y cuáles no. Nos convertimos en sensatos, exponentes perfectos de la cordura y la seriedad.

¿Dónde quedaron nuestro sueños? ¿Dónde quedó la sabiduría maravillosa de la niñez? ¿Dónde quedó la claridad en las decisiones? ¿Dónde quedó esa felicidad?

Estamos perdidos en una vorágine de planteos, de pensamientos y de cesiones. Cedimos nuestro trabajo, nuestra vida negociamos. Nos establecemos más límites de los que ya teníamos. Obviamente, no se puede ser feliz todo el tiempo (no controlamos lo que nos pasa) pero sí podemos lograr ser felices la mayor parte del tiempo.

¿Pensás que la vida es “solo resolver problemas? ¿No es una forma pesimista de vivir?

No, esto está por lejos de ser una realidad. Problemas, lamentablemente vamos a tener siempre ya que no dependen de nosotros. Ahora, pensar que todos los temas son un problema sí es una forma pesimista de vivir, pero si buscamos en cada problema que resolvemos una oportunidad  es una manera de crecer y ser felices. Los problemas reales son buenos, son desafíos y nos entrenan. Lo que no debemos tener son problemas imaginarios, eso sí que es una fatalidad.

4 puertas a la felicidad

  • Lo que nos pasa no determina nuestra vida. Sino lo que hacemos con lo que nos pasa.
  • Cuando me tope con ese puente, lo voy a cruzar.
  • ¿Qué quiero: Tener razón o ser feliz?
  • A una mala película la veo solo una vez.

La idea es que vivamos lo mejor posible. Es como un decálogo para hacer nuestra vida más fácil. Son frases que actúan como disparadores y nos permiten encarar desde otra óptica las situaciones. Porque los problemas no desaparecen mágicamente, lo único que nos queda es neutralizarlos.

 

¿A qué nos referimos cuándo decimos ” no es lo que nos pasa, sino como actuamos ante ello?

Hay muchas personas que han pasado por las desgracias más terribles y ha salido de ellas con mucha más sabiduría. Mientras que otras personas pasando por las mismas situaciones han quedado devastadas, herida y muy debilitada. Cada cosa que nos pasa es un desafío para ver como actuamos ante eso. Cada experiencia, buena o mala puede ser motivo para crecer o puede hacernos más pequeños. No tenemos el suficiente control para decidir que nos pasa, pero si tenemos todo el control para decir qué hacer con lo que nos sucede.  Todo puede tener una parte buena. Existe la gente que de todo hace un drama y otra que logra crear una oportunidad. Tenemos que aprovechar cada cosa que nos pasa para aprender. Nadie realmente sabe qué es bueno y qué es malo hasta que lo analiza con el tiempo, pero la forma en que las cosas nos afecten en nuestra vida va a depender de lo que nosotros hagamos, pensemos y sintamos.

 

Imagen cortesía de: www.guioteca.com


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.