Sentido Del Humor: Un Arma Secreta De Seducción (Parte I)

Sentido del Humor

Siempre utilizamos las mismas armas de seducción, el aspecto físico, la mirada, la voz, los gestos. Pero porque no utilizar esa arma secreta que todos o casi todos tenemos, el sentido del humor. Esta no es solo un arma de seducción nuestro sentido del humor pone de manifiesto muchas cualidades como la inteligencia, la rapidez mental, la habilidad para encontrar que es lo que agrada al otro.

En mucho se debe el querer estar con otra persona por cómo nos hace sentir, el bienestar que esta nos proporciona con su compañía. Sin lugar a dudas cuando tú preguntas a las personas que debe tener tu pareja ideal, muchos de ellos coinciden en que desean que su pareja tenga un gran sentido del humor, o a que los divierta o los haga reír.

Si una persona quiere hacerte sonreír o divertir o pasarla muy bien es que se interesa por ti. Es por eso que las personas con un gran sentido del humor son muy valoradas, y requeridas por muchas razones.

En este posteo te contaremos porque el sentido del humor es una de nuestras armas de seducción. También te daremos algunos tips para que puedas utilizar al máximo tu sentido del humor para seducir.

¿Por qué utilizar el  sentido del humor para seducir?

El sentido del humor no sólo hace sentir bien y a gusto a los demás, también nos hace ver estupendos y mucho más atractivos. El sonreír hace que la persona se vea mucho más bella porque al reírse esta distendida, y relajada.

Cuando las parejas se ríen cuando están juntas crean un vínculo muy especial y estrecho. Ellos tienen cierta complicidad y códigos secretos que los hace ser especiales. Un gesto, una mirada o miradita, los hace recordar una situación en particular vivida que les causa mucha simpatía. Esa broma interna que les pertenece enteramente, logra que la seducción y atracción entre ellos no sólo permanece, sino que también los enamora día tras día.

El sentido del humor: la oportunidad y la ubicación

El sentido del humor para seducir debe desarrollarse dentro de ciertos parámetros y sobre todo tener ciertos límites. No podemos decir todo a todos amparados por el sentido del humor para decir lo que se nos ocurra, sin importar los sentimientos de las demás personas.

 En ocasiones las personas pretenden “tener un gran sentido del humor”. Y utilizan ese gran sentido del humor para ofender, avergonzar o descalificar a otras personas. Siempre debes tratar de que tu sentido del humor no ofenda ni moleste a otras personas.

La medida debes ser tú, antes de hacer una broma piensa que sentirías tú si fueras el objeto o sujeto de ella. El ponerte en el lugar del otro te hará reflexionar y tener una idea cabal de los limites, y si debes o no cruzarlos.

Recuerda que no todas las personas tienen el mismo sentido del humor, y que no a todas las personas les causan gracia las mismas cosas.

Este es un tema que debe ser desarrollado de manera muy minuciosa y en profundidad, es por ello que lo seguiremos tratando en el próximo posteo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.