¿Solo En San Valentín?

Solo En San Valentín

Muchas personas temen a la soledad, y mucho más a estar solo en San Valentín. Pero porque no mirar el lado positivo que tiene esto, se puede crecer en soledad, y mucho. Se pueden vivir otras experiencias, conocer personas nuevas y también aprender más sobre nosotros mismos.

Respira profundo y lee con atención este posteo, aquí te daremos unas cuantas razones por las que puede ser bueno estar solo en San Valentín. Después de leer esto, te aseguro que dejarás de ver el vacío medio vacío para comenzar a verlo medio lleno.

¿Por qué puede ser positivo estar sólo en San Valentín?

El estar solo en San Valentín puede ser muy positivo porque:

Te permite pasar tiempo con otras personas

El estar solo en San Valentín nos da la oportunidad de pasar tiempo con otras personas. Podremos disfrutar de esta celebración a nuestras anchas con amigos y familiares. Incluso puedes formar un nuevo grupo de amigos con compañeros del trabajo, de estudio o del club.

El estar solo en estas celebraciones nos da la posibilidad no sólo de hacer lo que nos apetezca, sino también de hacerlo con quien nos apetezca.

Te ayuda a aclarar tu mente

Aunque no lo parezca el solo en San Valentín puede ayudarte a poner en claro tus ideas. Este es un tiempo que debes aprovechar para crecer, para determinar qué es lo que quieres y como lo quieres.

Para poner en claro tus metas y orquestar todo lo que sea necesario para conseguirlas. También es un tiempo para quitar de tu camino todo aquello que te está causando problemas y que no te permite alcanzar lo que quieres.

Aprendes a conocerte

Estas épocas de soledad son de suma utilidad para conocerte. Cuando se estás rodeado de muchas personas nuestras emociones cambian y se modifican a consecuencia de los demás. Cuando estamos en soledad podemos diferenciar nuestras ideas, sentimientos y pareceres de las de los demás.

Este como dijimos antes es un periodo de crecimiento y de profundo conocimiento. Es un periodo en el que el afuera y nosotros somos dos cosas diferentes, nada ni nadie contamina nuestros pensamientos.

Somos nosotros, solo nosotros, y ese es un estupendo momento para escrutarnos y saber quiénes somos, y como somos en realidad.

Te hace ser más independiente

El solo en San Valentín te hace un ser más independiente. A estas alturas tu estas bien contigo mismo y puedes pasártela de maravilla sin ser por eso un ser solitario ni un ermitaño.

Una dosis de soledad siempre viene bien, es positiva y sirve para crecer y hacernos mejores seres humanos.

Si no te gusta estar sólo pues bien, puedes buscar una alternativa. Pero estarás preparado para buscar esa alternativa que te hará feliz.

 

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.