Las mentiras tienen patas cortas.

pinocho-mentira

 

Tabla de Contenidos

¿Cómo podemos saber cuándo alguien nos está mintiendo?

Parece algo medio imposible pero con el avance de los estudios podemos al menos saber cuándo nos mienten y cuándo no, aunque muchos de estos no siempre quieran decir eso. Seguramente conocerán la serie Lie to me, sino la conocen, deberían mirarla para entender un poco lo que hablaremos aquí. Serie de origen estadounidense, está basada en el estudio e investigación de las personas, a cargo del psicólogo Paul Ekman. En la serie el psiquiatra Cal Ligthman y un grupo de distintos especialistas son capaces de detectar mentiras y analizar el comportamiento de las personas, por la interpretación de los gestos producidos en los múltiples músculos de la cara, a lo que llamamos expresiones faciales, lenguaje corporal, también por la voz, y las palabras que utilizan. Si utilizamos estos recursos que a continuación voy a nombrar, quizás podremos darnos cuenta si nos están mintiendo…

Expresiones faciales

Ver las expresiones faciales, estas son determinantes para darnos un indicio si nos están mintiendo. Cuando no nos miran a los ojos, como teniendo miedo de ser descubiertos. Emociones fingidas, sonreír, o demostrar rabia o tristeza, cuya expresión está incompleta. Cuando se finge una sonrisa movemos los labios y la boca, y mantenemos inmóviles otros músculos faciales de ojos y frente que en una sonrisa verdadera sí intervienen.

Gestos de las manos y el cuerpo

Los gestos de las manos y el cuerpo, cuando mentimos nos tocamos o tapamos la boca, o nos rascamos la nariz. Algunas personas mueven de manera efusiva las manos, también se las frotan y aprietan. Nuestra postura corporal suele variar, cuando mentimos nuestro cuerpo se pone rígido, para relajarse nuevamente.

Tragar saliva

Tragar saliva, cuando se miente se suele tragar con más frecuencia, es otra muestra de nerviosismo.

Demora en responder

La forma en que contestan las preguntas, ante la respuesta a una pregunta sencilla pero no obtenemos respuesta, sino la repetición de la pregunta para ganar tiempo y pensar qué decir.

Largas explicaciones

Demasiadas explicaciones, la ansiedad es producida por la mentira, suelen dar largas explicaciones, para demostrar a toda costa nuestra inocencia.

Evita decir pronombres personales

Las palabras que se usan, quien está mintiendo evita decir pronombres personales y en primera persona ejemplo mi o mío. Además usan más palabras sobre las emociones negativas como odio, triste. Y exageran las expresiones por ejemplo en vez de decir estupendo dicen estupendamente, y en vez de te quiero, te quiero mucho.

Cambios de temperatura

Siempre nos han dicho que si mentíamos nos crecería la nariz debido al efecto “Pinocho” , esto no ocurre pero sí cambia su temperatura, se eleva o disminuye, este efecto se comprobó mediante termografía, una técnica que mide la temperatura de los cuerpos. Ahora cada vez que sintamos que nos están mintiendo podremos comprobarlo con tal solo observar al otro.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.