Los Niños Y Los Superhéroes ¿Qué Entraña Esta Fascinación?

Los Niños Y Los Superhéroes

Los superhéroes fascinan a los niños desde siempre. En todas las épocas ha habido un enmascarado de turno, que con sus súper poderes defiende al universo de diferentes peligros. Pero ¿porque ocurre este fenómeno?

La gran parafernalia que los rodea, y el márketing puede ser una muy buena explicación a este fenómeno, pero no la única. Los superhéroes fascinan a los niños también por otras razones, como el de querer integrarse a los sociedad.

El que los superhéroes fascinan a los niños es visto por ciertos padres como algo extraño y anormal, pero ellos forman parte del imaginario del mundo mágico de un niño. Tal como las princesas forman parte del mundo mágico de las niñas.

A través de los superhéroes, los niños buscan fuerza confianza, etc. En este posteo te contaremos el por qué los superhéroes fascinan a los niños

Razones por las que los superhéroes fascinan a los niños

Los niños buscan la fuerza

La figura del superhéroe es positiva y gratificante para el niño. Este logra una identificación con el personaje, y encuentra la fuerza para superar los distintos retos (a su medida claro está) que se le presentan día a día.

El superhéroe en alguna medida le sirve de ejemplo, inspirándose en él puede enfrentar a los que el niño siente como “súper poderosos” sus padres. Siguiendo el ejemplo del superhéroe, el niño no tendrá temor de ganar, ni de enfrentarse a los desconocido. Ello le hará madurar y sobrellevar mejor las frustraciones.

El niño encuentra valores en el superhéroe

Esto no se debe a que en su casa no los encuentra, sino que en la conducta del superhéroe el encontrar estos valores es mucho más gráfico, más sencillo y más lineal. Existe un personaje bueno que combate con uno malo, a través de ellos, el niño toma conciencia de lo que está bien y de lo que está mal.

La figura del superhéroe representa todo lo positivo, lo bueno, lo permitido. El ponerse el disfraz de superhéroe significa estar del lado de la justicia y del bien.

El jugar a ser un Superhéroe

Cuando el niño se pone un disfraz y juega a ser un superhéroe lo hace un en un mundo de fantasía. Su capa y su máscara son un talismán que le ayudan a luchar contra el mal, en ese mundo mágico.

Hacia los seis o siete años, ciertos niños confunden esa imitación del superhéroe con la identificación. En estos casos se debe estar alerta y hacerle ver la realidad de la ficción. Se le debe explicar que los superhéroes pertenecen a un mundo de ficción no a la realidad.

Si la fascinación de los niños por los superhéroes va más allá de la ficción, se debe consultar a un profesional, en ocasiones estas conductas esconden problemas más profundos.

Esperamos que este posteo te haya sido de utilidad


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.