¿Me Pagan Poco en mi Empresa?

Si pensamos en familiares, amigos o conocidos que puedan afirmar con rotundidad que se sienten bien retribuidos en su trabajo seguramente hagamos un recuento de pocas personas.

Es evidente que a mayor rango en la escalera jerárquica de la empresa, mayor retribución percibirán las personas, pero no por ello puede justificar la inversión en tiempo, dedicación y esfuerzo que supone.

“Para ciertos niveles directivos o intermedios en que el dinero no es un problema, no estar bien pagado puede referirse a aspectos no económicos como la conciliación de la vida laboral con la familiar”

Así que una primera reflexión que debemos hacer es que al referirte a sueldo no debemos identificarlo exclusivamente con la retribución económica asociada. Justificar un aumento de sueldo puede venir de la mano de ampliar el poder de decisión que tenemos en la empresa o los proyectos, la flexibilidad vacacional o la adecuación de los horarios a la vida familiar.

me pagan poco
Valora si te pagan poco en tu empresa o tienes un buen sueldo.

*Imagen: potencialpyme.azurewebsites.net

También debemos pensar en otros factores que forman parte de las demás perspectivas del sueldo, como pueden ser los objetivos o bonus a los que aspiramos, la dificultad en su consecución y la incidencia que tiene nuestro trabajo diario en ellos.

Con todo, vemos que al hablar de aumento de sueldo nos referimos a muchas otras variantes que no únicamente la económica y que debemos tener muy presentes a la hora de hacer nuestra valoración final sobre el sueldo que percibimos.

Una vez tenemos esto en mente, pasemos a la acción. ¿Me pagan poco en mi empresa?

Esta pregunta nos trae ineludiblemente una comparación con el mercado, con el resto de empresas y respecto el nivel que atribuimos a nuestro trabajo.

Un primer ejercicio que puede ser muy útil para orientarnos en la realidad del momento del sector es entrar en portales como Infojobs y ver qué sueldos se están pagando por empleos de similares características a las nuestras en responsabilidad, tareas y experiencia.

Podemos interesarnos por algunas de estas candidaturas e iniciar procesos de selección para indagar en mayor detalle en el interés que nuestro perfil despierta en las empresas del sector o la competencia. Aquí es donde entrarán en juego todas aquellas retribuciones paralelas asociadas al sueldo que hemos ido comentando como la flexibilidad laboral, la política de promoción interna, el personal a nuestro cargo o el sueldo variable.

Quitémonos el miedo a las entrevistas y utilicemos esta información como un baremo de nuestra calidad como empleado y como valoración final a la hora de decidir si estamos o no bien pagados en nuestra empresa.

Para los más interesados en la temática, existen otras pautas que podemos seguir para conseguir el aumento de sueldo deseado, en esta guía gratuita encontraréis las 14 principales.

A partir de aquí siempre tendremos la doble vía, pedir un aumento de sueldo o bien optar por mejorar en nuestra carrera en otra empresa que cope las aspiraciones económicas y motivacionales que tenemos. Muy a menudo, un buen plan de carrera puede ser más atractivo que un simple incremento de sueldo. Ahora sí, ¿te pagan poco en tu empresa?

Autor:

Roger Llorens, licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad Autònoma de Barcelona, completando sus estudios en la Linnaeus University de Suecia. Especializado en Marketing Online desde 2008, ha trabajado como diseñador de proyectos de posicionamiento web (SEO y Marketing de Contenidos), campañas en redes sociales para empresas y pymes (SMO – SMM) y estrategia online corporativa y comunicativa para varias empresas y startups


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.