Cinco Planes para Aliviar el Síndrome del Trabajador Quemado

Cinco Planes para Aliviar el Síndrome del Trabajador Quemado

Pocas situaciones de insatisfacción profesional duelen tanto como el síndrome del trabajador quemado, la sensación de dolor que produce el peso de una rutina agotadora. El Síndrome del Trabajador Quemado en ocasiones se enfoca únicamente como una cuestión que afecta a la vida laboral cuando en realidad, quien no es feliz en su trabajo experimenta una insatisfacción que altera incluso su estado de ánimo en su tiempo libre. Por esta razón, una de las mejores terapias para prevenir la insatisfacción laboral es la de poner en conexión trabajo y vida personal.

Tabla de Contenidos

Planes para cuidar tu mente

  • 1. Una de las actividades más gratificantes es la de colaborar como voluntario durante un tiempo semanal o mensual buscando que dicha actividad conecte de verdad con tu vocación personal. Es decir, el voluntariado como fin en sí mismo no siempre produce la satisfacción personal esperada. Es recomendable que elijas una actividad que te guste de verdad.
  • 2. Ir al cine en el Día del Espectador cuando el coste de la entrada es más económico. Muchas personas se privan de placeres tan sencillos como ir al cine porque buscan la comodidad de ver una peli en casa. Y la verdad es que ambas opciones son incomparables. El cine también es un plan social.
  • 3. Una siesta es de esos premios muy necesarios que puedes darte en días de cansancio en los que te apetece tumbarte para reponer fuerzas. Lo ideal es que la siesta no dure más de 35-45 minutos para que no altere en exceso el descanso nocturno. No se trata de convertir la sieta en un hábito diario pero sí de poder darte este premio en esos días en los que realmente necesitas una dosis de energía extra.
  • 4. Asistir a clases de teatro es una de las experiencias más gratificantes para quien quiere canalizar su frustración a través del arte del teatro como una forma de expresión que permite una adecuada conexión cuerpo y mente, una identificación de las emociones y una superación del miedo al ridículo.
  • 5. Hacer un proceso de coaching orientado a buscar soluciones que planteen una alternativa a un trabajo que no cumple con las expectativas personales es una buena medida de superación personal.

Cómo te sientes al estar quemado

Al estar quemado, sientes que el trabajo se convierte día tras día en una especie de tortura psicológica que afecta incluso a tu autoestima. No te apetece trabajar pero tampoco tienes ilusión por tu tiempo libre. Es como si el problema laboral te desbordase hasta un punto que ya no sabes que hacer exactamente para salir de ese círculo. Pues bien, una de las cosas que debes hacer es quedar con tus amigos, salir y distraerte.

Andar en bicicleta, tomar picnics al aire libre, leer biografías de autores célebres, pasear y practicar mindfulness son algunos de los planes que son fantásticos para romper con el estrés del trabajador quemado. Cuídate también a nivel físico. Por ejemplo, puedes regalarte una sesión de masajes o una escapada de fin de semana en un destino rural.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.